www.detodounpoco.ca

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Home
Un espacio para hablar, reflexionar, opinar

El nunca olvida

Dios nunca nos olvida ni nos deja.   A veces en nuestras vidas hay sol, en otras llueve y en otras hay aguaceros (no vemos lo duro sino lo tupido).  Sin embargo, desde antes que las tormentas sucedan Dios está preparando el camino para darnos la salida.

El salmista escribió en el Salmo 27 (el cual transcribo completo al final): Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo Jehová me recogerá.

Esa ha sido una realidad y constante en mi vida, y no solo en mi vida, sino en la de mi madre y en la de mi hija.  Lejos de mis padres a los 22 años, siendo ya una inexperta e inmadura madre, Dios me dio la bendición (y no solo a mí, sino también a mi hija) de poner en nuestro camino a mi suegra y a mi cuñada, que fueron para mí no solo la familia de mi esposo, sino amigas, una segunda madre y la hermana que nunca tuve.    En parte mi hija recibió una buena educación y una niñez feliz y estable gracias a ellas.

También en momentos difíciles pude contar con la guianza, compañía y cariño de Chepis y Jorge que desinteresadamente abrieron las puertas de su casa, corazones y el sobre del conocimiento del camino de Dios, a mi hija y a mí en tiempos muy difíciles. Muchos domingos compartieron con nosotras su comida y sus oraciones.

También Sarita y su mamacita fueron una fuente de compañía y apoyo en otros de los momentos difíciles de nuestras vidas.

Muchos años después, en esta tierra lejana y bajo condiciones muy distintas (me enfermé de una enfermedad neuromuscular que me impide hacer mucho esfuerzo físico), mi queridísima Elvira llego de México, caída del cielo, para ayudarnos a mi mamá y a mí en momentos de angustia cuando mi mamá se rompió la cadera.   Ella nos ayudó a salir adelante cuando más necesitábamos su ayuda.   Nos brindó la mano desinteresadamente.

Después, unos meses antes de morir mi padre, Dios puso a una mujer cristiana de la India de casi la misma edad de mi madre (que enviudó 2 años antes que mi mama).   Ella ha ayudado a que mi mamá no cayera en una profunda angustia y tristeza.

Y ahora, dos años después, Dios puso a mi vecina a quien empezamos a invitar a la iglesia hace unos meses atrás para ayudarnos a mi mamá y a mí en otra de las tormentas de nuestra vida.   Mi ma se cayó (no se lastimó esta vez, gracias a Dios) y ella la ha estado visitando y supervisando.  Ella está retirada, es una persona lindísima y ha sido una verdadera bendición de Dios en nuestras vidas.

También a mi hija Dios la ha bendecido con un esposo maravilloso y con su hermosa familia.

Dios preparó el camino cuando puso a cada uno de ellos en nuestras vidas.  Primero, fortaleció las relaciones por un largo o mediano tiempo, y luego las tormentas sucedieron.     Sé que he podido ver en mi vida propia el bien y la misericordia de Dios.     Tal vez sigo enferma de este mal, pero no pierdo la esperanza de que hay un día mejor adelante.      Como dice el Salmo 27: Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes.  (Y créanme la he visto muchas veces).

Y tú, ¿has visto la bondad de Dios en la tierra de los vivientes?    Si tu respuesta es no, pide a Dios que abra tus ojos para ver cuántas veces el bien, la provisión, la bendición y la tranquilidad han provenido de Él, y solamente de Él.

Les comparto este hermosísimo salmo:

27  Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

2 Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.

3 Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.

4 Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.

5 Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
Me ocultará en lo reservado de su morada;
Sobre una roca me pondrá en alto.

6 Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean,
Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo;
Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.

7 Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo;
Ten misericordia de mí, y respóndeme.

8 Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro.
Tu rostro buscaré, oh Jehová;

9 No escondas tu rostro de mí.
No apartes con ira a tu siervo;
Mi ayuda has sido.
No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.

10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran,
Con todo, Jehová me recogerá.

11 Enséñame, oh Jehová, tu camino,
Y guíame por senda de rectitud
A causa de mis enemigos.

12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos;
Porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.

13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.

14 Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.

 

 

El vestido

La semana que entra empieza la primavera.   A pesar de haber un solecito y de que el clima ha mejorado un poco, todavía hoy estaba soplando un viento bien fuerte (¡vientos huracanados¡) y frío.  Por acá le llaman briza.  Siempre que pienso en briza, me imagino la cálida briza en Acapulco, no tristes vientos de 50 kilómetros por hora.   No en vano estamos en inviernolandia.   Por acá hay más de 50 acepciones relacionadas con el clima gélido. 

En la fila del súper había tres señoras formadas al hilo con sus chamarronas verde pastel (a de estar de moda).  Parecía que tocaban en conjunto (grupo musical).    Una de las señoras dijo que no le molestaba en lo más mínimo el estar de gemelita con alguien más.  

Eso me hizo acordar de nuestra amiga Liz Núñez, quien se fue para siempre hace más de diez años.  A principios de los años ’90 (sí los años 90 de las hombreras, los festones, la ropa de dimensiones exageradas y los crepés) Liz y yo trabajábamos como secretarias en un pasillo largote, largote (en ese entonces éramos tres o cuatro secretarias en ese pasillo).   Una practicante que trabajaba ahí vendía ropa para ayudarse.    Recuerdo que me vendió un vestidito muy mono con un festón en las caderas y una colita (ahora que lo pienso, estaba horrible).  Se lo compré no sin antes asegurarme que no iba a vender ese modelo en la oficina.    Esta niña me dio palabra del osito bimbo, pues lo primero que hizo fue venderle un vestido exactamente igual (en todo menos la talla, el mío era más grande) a Liz.

La primera vez que lo estrené me encontré con una Liz (en ese entonces de unos 52 o 55 años) rabiosa, enojada conmigo, casi a punto de arrancarme la ropa.    Y lo que menos quería cualquiera era hacer enojar a Liz.  Todos le tenían respetillo, sino miedo.   Además de ser la secretaria con más estatus en la planta, tenía fama de ser malgeniuda y grosera.    Yo en ese entonces no la conocía bien.    Después de muchos años me di cuenta que detrás de ese rudo caparazón había una persona que nunca me volteó la espalda y a quien le jugué varias bromitas.   A ella gustaba quitarse los zapatos en la oficina, un día se los escondí, ahora la comprendo, a mis cincuenta y tantos, quisiera andar sin zapatos.

Siempre que se ponía el vestido, me echaba mirada de águila como diciendo, mira yo tengo prioridad en el vestido.  Creo que nunca nos lo pusimos al mismo tiempo, pero nunca disfruté realmente ese vestido; creo que ella tampoco. 

Finalmente ese vestido era un trapo que con el tiempo pasó de moda y se fue a la pila de ropa para regalar.   Lo que siempre se quedará conmigo es el recuerdo de nuestra querida Liz, que ocultaba muy bien su corazón de oro y que se fue hace más de diez años.

 

Mañana Cantarás

 

Dim lights Embed Embed this video on your site

 

 

 

Despertares

Mi mamá me contaba que cuando era joven, muy joven, por ahí de los 50, su papá llevaba pan de caja y jamón para hacer sandwichitos para la cena. Comer sándwiches se consideraba una comida de lujo.

También recuerdo que en México, cuando abrieron el primer comedero de hamburguesas (el del payaso ridículo) en la colonia Polanco, la gente llevaba a sus niños a comer hamburguesas y divertirse en los juegos de traje y corbata y vestido de coctel.  Eso sería a fines de los 80 o principios de los 90. La ropa de los 80, las hombreras, los mallones y colores chillantes pasaron y el comedero tomó su verdadero lugar: un comedero barato de pisa y corre.

En la actualidad todo es diferente. Hay nuevos males que están de moda, como la intolerancia al gluten.   El gluten se encuentra en varios granos (la avena entre otros) pero mayormente en el trigo. Es la substancia aglutinante que le da cuerpo al pan. Los efectos negativos del gluten van desde trastornos estomacales hasta problemas neurológicos, como el Síndrome de Déficit de Atención (ADD). ¿Te acuerdas que hace muchísimos años en vez de resistol, algunas personas solían hacer pegamento con una concocción de harina de trigo y agua? Bueno eso es lo que le metemos a nuestro estómago: pegamento.  Es ese pegamento el que afecta nuestra digestión.

Hay varias variedades de trigo, hay trigo invernal y trigo de verano. Sin embargo, con toda la ingeniería genética en las plantas, se han desarrollado variedades con una alta cantidad de gluten. Eso facilita la producción industrial de pan, siendo el pan de caja (pan de caja es el pan rebanado que venden en las tiendas) y la comida de perro, de los alimentos que más gluten contienen. La panadería tradicional y pastelería usan trigo menos pegajoso, o sea con menos gluten.

Aunado a esto, están los jarabes altos en fructosa (que provienen del maíz), las grasas hidrogenadas (entre ellas el aceite de girasol, que puede crear muchísimos trastornos), las hormonas en la carne y leche (por eso es que hay muchas niñas que empiezan con su período a los 9 y 10 años, en vez de los 15 y 16 de antes), los colorantes, los preservativos, los saborizantes, los nitritos (comunes en las carnes frías), los sulfitos y la interminable lista de ingredientes que son impronunciables. ¿Sabías que la mora azul en los cereales está hecha no de fruta deshidratada, sino de bolitas de grasa vegetal comestible con colorantes y saborizantes artificiales?

¿Sabías que muchas carnes frías como las salchichas y la mortadela, son hechas con los peores residuos de carne, al cual se le añaden químicos agresivos y gluten para convertir la carne en una especie de puré que luego se procesa y vuelve a tomar forma sólida?

Y he aquí, todo lo que aprendimos en la Edad de la Inocencia -no me refiero a la niñez, sino a los años 50, 60, 70 un poquito en los 80 y 90 - entra en juego. En esa época, nuestra crédula sociedad  creía a la mercadotecnia, tenía confianza en lo que se decía en los comerciales, y pensaba que la última meta era el sueño americano.  

Despreciábamos lo local, lo mexicano. De tal manera que cambiamos un rico guisado con salsita por un sándwich de mortadela, un rico pan dulce por un pastelillo cubierto de chocolate y repleto de grasa vegetal, un desayuno con dos huevos rancheros por un plato de cereal industrial con mora azul de mentiritas, un agua de horchata por un chesco (refresco) de cola (endulzado no con azúcar sino con jarabe alto en fructosa), una fruta por caramelos, una buena salsa de molcajete por salsa de soya (glutamato monosódico puro), caldo de pollo por cubitos de “consomé” (agua empuercada con químicos, más glutamato monosódico), verdurita por sopa de lata, nuestros delgados bistecitos, por gigantescos cortes de New York Steak , que generalmente son una porción de más del doble de lo que debemos consumir de carne al día.

Empezamos a despreciar a nuestro ganado Cebú (el de la joroba, que es más magro y resistente a la sequía) y lo cambiamos por ganado Hereford regordete y repleto de antibióticos y hormonas. De igual manera el pollo y el cerdo.

Tener coche (y una vida sedentaria) era una meta a seguir. Veíamos con desdén a los naquitos en bicicleta, los peatones o cuanto peor a los que tenían que usar diariamente el proletarios camioncito.

Por estas latitudes muchos están despertando del sueño americano: se ha dado cuenta del valor de una comida casera hecha con ingredientes frescos: verduras y frutas orgánicas, sin pesticidas; carne sin antibióticos u hormonas. Y pagan precios muchísimo más altos por la comida más natural.

Asimismo, mucha gente, incluyendo ejecutivos y gente de dinero, ahora usan su bici o caminan o van en camión en lugar de usar el coche, siendo ésta una manera más barata y, sobre todo, saludable de transportarse.

Ya no le creen a los anuncios televisivos, ni a las campañas políticas, ni a los productos milagro, ni a las comidas enlatadas, ni a las congeladas, ni a la mentirotecnia -perdón mercadotecnia. Y tú ¿ya despertaste?


 

Epazote

Hoy me puse a cocinar.   Hice chilaquiles, arroz blanco, carne en chilito y a todos los platillos les puse epazote.   Y es que para mi el sabor del epazote es uno de mis favoritos, seguido por el cilantro.   Sin ellos, la comida mexicana, no sabe a mexicana.   Y es que por las latitudes del norte, substituyen el epazote con cominos, que es un condimento que rara vez usamos en México.    Los cominos, sin embargo son muy usados en la comida de la India, junto con otras especias conocidas tales como la canela, el curry (nosotros casi no lo usamos), y la cúrcuma (turmeric) que es un polvo amarillento de sabor muy fuerte, que aparentemente es buenísimo para la salud, y que le da la la comida hindú su sabor característico.

Debido a que México estuvo cerrado a las importaciones y a la inmigración masiva por muchísimos años (la gente podía ir a México pero no podían conseguir trabajo), y al hecho de que nosotros más bien hemos sido exportadores de gente (a los Unaited) en vez de importadores, nuestro trato con otras culturas, al menos hasta hace algunos años (hace unos 10 años empezamos a ver chinitos en Cuautitlán Izcalli) era muy limitado.

Si bien México abrió sus puertas a los españoles en desgracia después de la Guerra Civil Española de los años 30 que trajo una oleada de industriales, intelectuales y hombres de negocios, y que fue uno de los eventos más fortuitos para México en el Siglo XX, pues esa inmigración junto con el hecho de haber sido los pioneros en la Revolución Verde, catapultó a México de ser un país cuartomundista comegatos, a un país que casí alcanzó el primer mundo en cierto momento (no ahorita).  México también ha visto la modesta inmigración de hermanos latinoamericanos tales como argentinos, uruguayos y guatemaltecos, que han enriquecido a nuestra cultura.

Regresando al tema, por estas latitudes, he tenido el agrado de comer auténtica comida china y peruana gracias a mi amiga Nelly, auténtica comida hindú gracias a mi  amiga Anita (auténtica de la caserita, no de la que hacen en los restaurantes, que es un híbrido de comida regional con el paladar local) y eso me hizo pensar cuán diferentes son los sabores y olores que pueden hacer que a una persona se le haga agua la boca, desde las tortillitas de maíz para nosotros los mexicanos, hasta el cilantro (amado por mi pero odiado de muchos), desde el curry para los hindúes hasta el perro en guisado para nuestros antepasados prehispánicos y los coreanos modernos (una persona de China me comentó que por esos lares hacen instan ramen sabor perrucho). 

Y es que es bien cierto el dichichito "en gustos se rompen géneros"; yo por mi parte prefiero mil veces unas enchiladas, frijolitos y agua de horchata a una hamburguesa, o pizza o hasta caviar.  

 

 

 

 

A las palabras se las lleva el viento

Normalmente voy a caminar con mi caniche.  A una cuadra hay una zona boscosa frecuentada por muchos dueños de perros (y uno que otro corredor).  Para  mi perro, y estoy segura que para muchísimos otros perros, la actividad más importante del día es la caminata.  Increíblemente estas caminatas aparte de ser sumamente saludables, me han abierto un mundo delante de mis ojos.   Debido a que los perros son las criaturas más sociables y metiches sobre la tierra he conocido multitud  de personas, la mayoría dueños y dueñas de perros también. Hay dos tipos de dueños de perros, los sociables, que dejan sueltos a sus perros (por supuesto los que van sueltos deben tener alguna educación) y los que los traen siempre con correa, debido algunas veces a miedo o a agresión.    Dichos perros son el espejo de sus dueños.

Debido a estas caminatas conocí a dos mujeres excepcionales que son mis vecinas y ahora son mis amigas.    Una de ellas tuvo un problema con su techo y la han traído vueltas y vueltas sin resolver el asunto.  Todos los involucrados parecen querer sacudirse las manos de la responsabilidad.    Ella es una persona sumamente positiva y hoy me dijo que quiere creer en la buena voluntad de las personas.

En estos días yo tuve una decepción similar.   Creí que la gente valoraba más mis esfuerzos, pero me equivoqué.   Las personas involucradas pusieron sus intereses primero.     Y es una lástima porque cuando eso sucede, uno pierde la confianza en esas personas.   No todos son así.  Hay personas, como el Ing. Alarcón que lo que dan es resultado de un corazón generoso.

La gente mezquina no entiende que pueda haber auténticamente altruista y generosa, pero a pesar de sus suspicacias la gente auténticamente generosa existe  Tal vez no sean muchos, pero los hay.  Su mente es más bien lo que dice en una sección del poema XXI de Shakespeare que dice lo siguiente:

 

Every one that flatters thee

Is no friend in misery.

 Words are easy, like the wind;

Faithful friends are hard to find:

Every man will be thy friend

Whilst thou hast wherewith to spend;

But if store of crowns be scant,

No man will supply thy want.

 

Que más o menos se traduce:

El que vanamente te alaba

No es amigo en la miseria

Las palabras se dicen fácil, como el viento;

Es muy difícil encontrar amigos fieles:

Todo hombre será tu amigo,

Mientras tengas dinero en tus bolsillos;

Pero si el dinero se acaba,

Nadie saldrá en tu ayuda

 

Yo he tenido muchos amigos que no siguen lo descrito en este poema.    Por acá he encontrado mucha gente egoísta, sin embargo, hay sus excepciones, como mi amiga, que todavía quiero creer que la bondad de la gente existe.

 

Claudicar

Recuerdo hace muchos años había una persona que siempre me decía "No claudiques Claudia".    A veces, debo reconocer y mirando retrospectivamente al año que terminó dan ganas de claudicar.    No sé si sólo me pasa a mi, en plena crisis de edad madura, o si les pasa a todos.    Esta es una etapa de la vida en la cual, si uno ha madurado, empiezan las personas a darse cuenta que los sueños de juventud, con su empuje y su deseo de grandeza pasaron,  y se enfrenta uno a la realidad pelona.

De tal manera, ya tenemos sueños guajiros de ser Miss Universo, o piloto de Fórmula 1, o deportista en los Juegos Olímpicos, o miembro de la Selección Mexicana, o magnate con carros y palacios, sino que nos conformamos a la realidad que nos rodea.    Tal vez esa realidad conlleva una enfermedad crónica desgastante, dolores de espalda o de rodillas (o ambos), el que te vayan haciendo a un lado en tu trabajo sin importar tu experiencia y talento- debido a tu edad (¡la juventud empuja!), o que inclusive pierdas el trabajo porque ya no eres un rozagante joven (eso es muy común en nuestros sobrepoblados países).    Ciertamente, para el grueso de la población, que ha tenido que corretear la tortilla (entiéndase trabajar) toda la vida, cualquiera de estos problemas conlleva problemas económicos.

También para los que vivimos en otros países, existe el aislamiento, el que no comprendan nuestra forma de pensar, de expresarnos e inclusive hasta de mirar.   O tal vez sea un cambio radical en nuestra vida al que nos va a costar muchísimo trabajo adaptarnos.  O tal vez sea la pérdida de un ser querido.  O tal vez sea el dolor de ver a nuestro país hundido en el caos.

Debido a esto, muchas veces sentimos que vamos a claudicar.   Nos sentimos acorralados, o estresadoss, o desmotivados, o tristes.  Muchas veces esa es parte de la realidad.

En mi caso, cuando eso sucede siempre vuelvo mi corazón a Dios.  Él y sólo Él puede darnos consuelo, refugio, fortaleza y contentamiento en las peores circunstancias de nuestra vida. El es la verdadera fuente de la esperanza.  No como la esperanza artificial, populachera y pasajera como la de cierto político sureño que llamó a la Ciudadd de México "La Jiudad de la Ejperanza" (la Ciudad de la Esperanza en correcto español).  Yo hablo de la esperanza duradera que nace del corazón y que no se apaga con las circunstancias.    Sin embargo, para poder recibir las bondades de Dios, debemos confiar en Él sin dudar.  Les comparto dos versículos del Salmo 27.  Estos versículos me han dado esperanza en los momentos más oscuros de mi vida.

Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.

Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.

 

Gato en Mole

A mi mamá le gusta mucho contar historias.    Entre ellas me llamó la atención algunas de las historias de su abuelo (el papá de su papá).  Mi bisabuelo tenía una litografía en la ciudad de México.   A él le tocó vivir las duras épocas de la Revolución, contaba mi mamá que en plena revolución la comida estaba muy escasa.   Creo que la litografía estaba en algún lugar del centro de la ciudad de México.  En esa época la ciudad de México era puro centro, pues todos los suburbios que ahora conocemos eran milpa y campo.     El dicho "fuera de México todo es Cuautitlán", se refiere al pueblo bicicletero y roñoso que fue Cuautitlán de Romero Rubio durante muchísimos lustros.

Un panadero chino rentaba uno de los locales de la litografía.  En lo más duro de la pelea dicho panadero catafixió (slang por intercambió) pan por protección.    Mi abuelo y sus empleados lo protegían y él les daba pan.   Así se salvó la familia de morir de hambre y el chino de morir de un disparo.    En esas épocas de cambio de siglo, revolución y guerra cristera (no puedo precisar el tiempo, pues mi mamá sólo se acuerda del hecho aislado), el abuelo deja

ba a los empleados cazar los gatos (que abundaban en los alrededores) para hacer un rico guisado.    De ahí creo que viene la historia de la birria de gato de Garibaldi (cuenta la historia que en Garibaldi servían birria de gato).   Y también del perro en barbacoa que aparentemente algunos comerciantes dehonestos disfrazan de borrego.  (Por cierto, en Corea los guisados de perro son parte del menú nacional, hasta hay instan ramen sabor caniche).

Todo esto habla de la escasez de comida que México padeció por muchos años.    Uno de los acontecimientos que


La Revolución Verde facilitó en México se usaran técnicas utilizadas únicamente en los países industrializados.  Estas técnicas incluían proyectos modernos de irrigación, pesticidas y fertilizante sintético de nitrógeno y mejoró las variedades de las cosechas a través de métodos científicos convencionales disponibles en aquel tiempo.  La innovación fue el uso de variedades de alto rendimiento que tienen mayor potencial de absorción de nitrógeno que otras variedades. cambiaron el curso de la historia de México y del mundo fue la Revolución Verde.    El primer país que fue tocado por la Revolución Verde fue México.  En el año de 1943 Norman Boralug comenzó el desarrollo de la agricultura en México (maíz y trigo), cambiando el curso de la historia mexicana.     Las técnicas de cultivo cambiaron, así como el tipo de granos que se empezaron a utilizar.  En 1959 se abrió El Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y del Trigo.

Es una lástima que cincuenta años de gobiernos indolentes y corruptos hayan dado al traste con la agricultura mexicana y ahora se dependa del extranjero para alimentar a la población.

 

La Fiesta

Siempre recuerdo que mi mamá comentaba acerca de los tés danzantes. Y bueno, yo siempre me imaginé que un té danzante era una reunión de mujeres en donde se iba a tomar el té.    Nada más lejano que eso.   Los tés danzantes en México eran reuniones en restaurantes o cabarets (ahí por los años 40 y 50) en donde había orquestas en vivo, bebidas alcohólicas y por supuesto, bailongo.    Se festejaba a lo grande.    Se les llamaba té porque era en la tarde, no porque tomaran té.    Una referencia a los tés danzantes está plasmada en la letra del tango Corrientes 348.    En ese contexto los tés danzantes eran más bien mixers amorosos en una casa de mala nota.  Por otro lado, cuando sus hermanos, los tíos (y digo los tíos porque las mujeres estaban excluidas de esas actividades non-sanctas) querían chirotear y pasar un rato con los amigotes, no se iban a la disco o al antro o al cabaret (de esos tiempos); iban a un lugar que se llamaba Kikos en donde servían leche malteada y sandwiches y de paso echaban relajo.

Eso me hizo acordarme en las concurridísimas fiestas de fin de año de BD.   Eran unos fiestononones locos, de casi 800 personas, con orquesta en vivo, rifas y mucho baile.   O de algunas fiestas de quince años y bodas a las que asistí.    Ciertas bodas elegantísimas como las de Eli (en los 70) o Bere (en el 2000 y piquito) en donde aparte de la fiesta en vivo y la buena comida, no podía faltar el baile.   

O en la boda itsmeña (se dirá así) de un familiar de Adelis que duró 3 días (iglesia, civil y recalentado, yo sólo llegué al recalentado) , en donde cerraron la calle mataron una o dos vacas, había un suministro inagotable de cerveza y en donde también hubo bailongo al estilo itsmeño (te prestaban el traje típico y toda la cosa).

O en las más austeritas bodas y fiestas familiares, donde cabían 50 o 60 personas, todas en sentadas alrededor de las paredes del patio y la casa, amenizada por una rocola y en donde se usaba la sala como pista de baile.

Esas eran fiestas...

Unos vecinitos de por acá (jovenazos de unos 28 o 30 años) organizaron una fiesta? reunión? en donde por lo que pude ver asistieron unas 4 o 5 parejitas, trajeron algunas botanas y bebidas alcoholicas, tal vez ordenaron más tarde una pizza, pusieron la rocola bajito, bajito para no enojar a los vecinos o atraer a la policía y se fumaron unos cigarros de mariguana (lo intuyo por el olor) y quién sabe qué otras yerbas.   Esa es la diversión de la década al 2012.  Cómo se nota que las cosas han se han degradado.     No sé cuántas fiestas de ese tipo se estén realizando ahora mismo por acá, en latinoamérica y muchos otros lugares.      Nada de baile en ese tipo de reuniones.

 

 

El trofeo

Las vidas humanas (y como he descubierto también, las animales) se mueven por motivación.   He encontrado que para mí una motivación para hacer ejercicio, desde hace unos años atrás (y también tristemente) es que si no camino el dolor de cuello (que en mi es constante, una consecuencia de la distonia y otras dolencias), se hace insoportable.   Por eso es por varios años hice de 15 a 20 minutos de ejercicio en la caminadora, y ahora a causa de haber dado la bienvenida en la casa a nuestro cachorrito gigante (y digo dar la bienvenida y no adquirido, porque todavía no sé quien es el jefe, si él o nosotros; nosotros ganamos un perro, pero él gano un valet y una sirvienta), me sacan a pasear 20 minutos en la mañana, 40 minutos en las tardes en invierno y una hora y cuarto ahora que es verano.

Los sábados hacemos caminatas deluxe, que constan de unos 8 kilómetros.    Reconozo que aunque quedo exhausta en los días de las caminatas deluxe, las disfruto muchísimo.   El perro es un motivador excelente, pues no sólo es una buena compañía, él es un caminador profesional (como todos los perros del mundo).   En primer lugar si no sale a caminar se pone nervioso y sólo quiere dar lata, en segundo lugar cuando la hora de la caminata se acerca, no dejamos de oir quejiditos y pequeños lamentos, así como miradas profundas que pueden conmover al corazón más duro.

En estas caminatas hemos encontrado varios objetos extraviados:  gorros que algunos han dejado como una señal quizás para otros, quizás de que estuvieron ahí, pelotas que otros perros perdieron. y uno que otro ornamento que alguna carreolita de bebé dejó atrás.    Normalmente nuestro perrito juega un rato con alguno de esos tesoros y después lo deja atrás.    Uno que otro han llegado hasta la casa: una abejita despojo de una carreola (es indescriptible el estado en que quedó después de unos cuantos segundos en su boca), y una pelotota gigante.

Estos juguetes son sus preferidos, son como trofeos de sus andanzas por el parque.

Recapacitando me puse a pensar en que todos tenemos trofeos en la vida: los más ricos, esposas hermosísimas, casas, yates; la gente normal, estampillas, monedas, muñecas, estampitas, corcholatas o canicas.   Mis trofeos han sido pocos en la vida, prefiero coleccionar recuerdos de amigos queridos, buenos momentos que he pasado con la gente que amo.

Sin embargo, ocasionalmente (aunque soy enemiga de coleccionar cosas) he tenido algunos trofeillos: plumas plásticas que de uno que otro banco (pienso que son tan mezquinos, que una pluminta de a peso es cortar una flor de su jardín); un arbolito de navidad en miñatura que estaba en el escritorio de Mayolo Varela, y que tuvo que donar a regañadientes; un cuadro de una lámina alemana que José Manuel tenía en su oficina y últimamente una lámpara usada que compré en una venta de garage y que me costó 100 pesos (no sé si es una baratija o es buena, pero me encanta), y sobre todo, el cariño y la comprensión que durante años y años tuve en México de parte de mis amigos, comprañeros de trabajo y hermanos cristianos.   Eso es lo que yo atesoro.  Lo demás, sale sobrando.

Abajo una foto de Samson con su abeja.

 

El Sombrero

Hace muchos años ya... (¡wow, nunca pensé decir eso!)... hace veinte años casi, por el 1993 o 1994 (no sé para mi todavía los 90 se ven muy cercanos, aunque ya ha pasado tanto tiempo), fuimos de vacaciones con Chepis, Jorge, Lety, Laura y mi hija a Veracruz.  Normalmente íbamos a un pueblito llamado Vainillas, una ranchería cerca del mar (y también a unos cinco kilómetros de una población mucho más grande) con una sola calle principal sin pavimentar.   Allí conocimos a varias familias del lugar, muchas de las cuales eran descendientes de europeos.     Aunque había dos o tres familias que vivían holgadamente, la mayoría vivía en condiciones precarias.

También estaban los ricos del lugar que tenían varias cabezas de ganado, una casa mitad ladrillo, mitad madera (por allá muchas de las casas son de madera), la parte de ladrillo estaba bien construida, pero la de madera tenía reminiscencias de choza.  Recuerdo que tenían un comedor finísimo (hecho por el ebanista local que era buenísimo) de cedro para 12 personas, en un ala de la casa hecha de madera  pintada de verde y decorada con un póster de un tigre.  La mesa estaba coronada con dos juegos de cubiertos de esos que se consiguen en la tienda del dólar.    A la entrada del comedor había una cama puesta a propósito para huir del calor.  También tenían un tendajón en donde vendían refrescos. Ese día nos invitaron una cena abundante, pero había que pagar los chescos (refrescos en mexicano) que consumiésemos.

En fin, una de esas familias (la del ebanista que hizo el comedor), eran descendientes de alemanes y franceses.    Eran papá y mamá y varios hijos e hijas adolescentes.   Todos ellos eran muy bien parecidos pero cortos y penosos.  Tenían muchas ganas de socializar y hacer amigos de su edad, pero les costaba hacer la plática.   La mamá tenía familia en un lugar apartado en las montañas llamado El Sombrero.    El Sombrero era todavía más chiquitito que Vainillas.  Y estaba bastante aislado, pues no había ninguna población grande cercana y para llegar ahí había que tomar una carreterita bien empinada (al menos estaba bien pavimentada).     El lugar era de ensueño, parecido a algún paisaje suizo (pero con calor).

Ahí vivían unas doce familias de gente altísima que parecían granjeros europeos.  Eran los hijos de los dos hermanos fundadores, ya bastante mayores.  A pesar de estar tan aislados, eran muy amigables y amables.  Los hijos eran como diez o doce hermanos y primos, sus esposas e hijos, la mayoría varones.    El hecho de que todos estaban emparentados y de que la mayoría eran varones (y de que no había mucho movimiento o visitantes en ese lugar) había creado un problema en El Sombrero: necesitaban mujeres.    Así es que en lugar raptar mujeres (al estilo del rapto de las sabinas, ver link abajo para mayor información), conquistaban a toda maestra que llegaba al sombrero, casándose con ellas.

Y he de decirles, no a pesar de que eran entre cinco y ocho familias, no faltaban las infidelidades (de alguna maestra de conducta desordenada) y los chismes.

Aunque de más escasos recursos que sus parientes en Vainillas, los Sombrerenses eran sumamente hospitalarios, nos regalaron unas deliciosas congeladas pal calor (creo que eran de guanábana), y mataron a una gallinita medio flaca (pero muy sabrosa) para horror de mi hija y de Laura (que adora a los animales).  Terminaron yendo a la única tienda del Sombrero, mucho más pobremente surtida que la de Vainillas, y compraron una de las dos latas de sardinas que tenían a la venta.

Estaba leyendo que El Sombrero ha crecido...  Ya hay como 150 personas (sin embargo todavía hay más mujeres que hombres.   Los dejo con dos imágenes del lugar y el vínculo al rapto de las sabinas.

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Rapto_de_las_sabinas


 

Vivir cuesta

Por un año y medio viví sola.   No sé otras personas, a mí me es difícil vivir sola.   Sé que tiene sus ventajas.

En primer lugar, uno hace lo que quiere sin darle cuentas a nadie.   Y no es que en ese año y medio me haya ido de pachanga a algún antro, no, pero ahora con pareja, y perro, y madre, hay que llegar a la casa puntual, sino alguien se queda sin comer.  Tampoco hay nadie que se preocupe si uno se retrasa una hora viendo aparadores.

En segundo lugar, no hay que hacer de comer.   Un sandwich o una manzana o una maruchan (sopa instantánea) son suficientes para llenar la panza.

En tercer lugar, no tiene uno que aguantar el triquero de nadie.  Especialmente si el o los otros con los que uno vive son aficionados a guardar cosas inútiles por años, y si no quieren deshacerse de nada.

En cuarto no tiene uno que aguantar la mugre ajena.    Nunca más patente que ahora que tengo a mi perrito, que es la máquina de ensuciar más eficiente que existe.   Me acuerdo cuando mi suegra y mi cuñada, que siempre tuvieron varios perros y gatos, se la pasaban barriendo el piso.  Porque han de ver la tierra, los pelos y la popo que este animal genera.   Hoy limpie mi carro por dentro: habrán de ver la de tierra, de babas (en los vidrios) y de pelos que acumulé en unos cuantos viajes con el caniche.

También hoy notamos que debido al caloricito del verano, el olor perruno de Samson es más penetrante que nunca.

Ese es el precio de vivir.    A cambio tengo cariño, compañía, caminatas diarias (debo añadir, no salgo a caminar, Samson me saca -salir a caminar es indispensable para un perro) y lealtad.

Cuando viví sola sin nadie que cuidar, ni antender, me la pasaba viendo a mi vecinita, Silvita, con un chorro de trabajo, cocinando diario, un cerro de platos, y un motón que limpiar, pero que se la pasaba haciendo lo que yo no podía: viviendo (Silvita, te tenía envidia de la sana).   Yo en cambio, me pasaba los fines de semana, comiendo maruchan, limpiando lo limpio (mis estándares de limpieza en ese entonces eran los mismos de un área semiestéril) y viviendo en una casa que más que casa parecía museo.

Ahora mi casa no parece museo, tengo un perro apestoso (que a veces me da besos) acostado cerquitita, la alfombra llena de tierra que el angelito mete con las patas, pero haciendo algo que entonces no hacia: ¡estoy viviendo!   Estoy convencida que he pasado de tener una vida virtual a una vida real.

Bueno, hasta la próxima, tengo que ir a preparar la cena.

 

Papá

Por muchos años, mi relación con mi padre no fue muy buena.     En parte debido a su enfermedad, y en otra a un choque de personalidades, en mis etapas de adolescente y adulto joven, nunca pudimos acercarnos.

Siendo ya un adulto me acerqué a Dios, empecé a  leer La Biblia, y a conocer las enseñanzas de Jesús acerca de un Dios Todopoderoso al que podía llamar Padre.   Me fue fácil aplicar y entender el concepto de un amoroso Jesús que dió su vida por nosotros.   Sin embargo, debido a las diferencias con el padre que Dios me dio en esta Tierra, no podía asimilar el concepto de un Padre en los cielos.

En los últimos años, pude acercarme a mi papá como nunca antes lo había hecho.    Comprendí muchas cosas acerca de él.  Me di cuenta que en muchos aspectos somoos muy parecidos (como dice el dicho, un merenguero no puede ver a otro) y encontré a un padre muy lleno de ternura, de besos y caricias.   Hoy, él ya no está con nosotras.  Pero esos últimos años con mi amadísimo padre, me dieron la oportunidad de entender el concepto de un padre amoroso que está en los cielos.

 

 

Poco menor que los ángeles

Por centésima vez leí Génesis 1 el otro día.    Entre más leo el Génesis mi convicción acerca de la veracidad de lo escrito en la Biblia se acrecienta.  Cuando estamos seguros de algo, no necesitamos convencer a nadie, pues el tratar de convencer a los demás implica que no estamos seguros del todo de nuestras convicciones. Los evolucionistas y biólogos dicen que la vida se originó en el mar, luego vinieron las aves de los cielos, luego los mamíferos y al final el hombre.    Y es precisamente en el que la Biblia nos relata la creación.   También sabemos que primero existieron los mares y los continentes empezaron a surgir poco a poco.   Y es precisamente lo que la Biblia nos relata. Y este relato se originó ¡dos mil años antes de que las ciencias de la biología y geología existiesen!

El otro día estuve viendo un programa sobre uno de mis temas favoritos, perros.   Bueno siendo la dueña de uno bien latoso, siempre es bueno interesarse por este tema.    Comentaban en este programa que hasta la época victoriana en Inglaterra no existían las razas de perro como las conocemos ahora.  Cuando el imperio Chino cayó, se pudieron rescatar 5 perros pekineses y un escrito en donde se especificaba cómo debía ser un perro pekinés puro.   Y es que el símbolo del emperador chino era el león, pero resulta que no había leones en China.  Así es que por medio de manipulación de la raza, crearon el perro pekinés “el perro león” con ciertas características muy específicas (entre ellas las piernas zambas para que el perro no pudiera correr y escapar).   Sólo el emperador podía poseer uno de estos perros, so pena de muerte.    El descubrimiento de este perro fue justo cuando Inglaterra estaba viviendo la Revolución Industrial, así es que la gente tenía tiempo de sobra.  Y como la ociosidad es la madre de los vicios, pero también de la inventiva y de la creatividad, los ingleses se pusieron a manipular genéticamente a los caninos, resultando en las diferentes razas perrunas que vemos en la actualidad.

Pero esto no significa que los perros han dejado de ser perros.   Han modificado su tamaño y tal vez ciertas de sus características (ovejeros, guardianes, etc), pero en el fondo siguen siendo perros.   Su modo de socializar, comer, comunicarse y transitar en esta vida es igual que la de sus antecesores de hace 2000 años, nosotros los tratamos de educar, pero son más felices haciendo las cosas para las cuales fueron creados.   ¿Se ha convertido acaso un perro en caballo?

Debo decirles que de mi perro he aprendido que a todos los seres creados por Dios les gusta ser amados, abrazados y tratados bien.  También me ha hecho que me aleje de la computadora en las tardes y los fines de semana (de ahí que ya no escribo tan frecuentemente).   Me está enseñando a vivir los días y no sólo a hablar de vivirlos.

El otro día estaba en una cafetería a una hora muy concurrida y veía a las personas conversar, escribir en sus computadoras, leer un libro.   Y aunque mi perrito es tierno e inteligente para algunas cosas, nunca podrá hacer nada de esto.   ¿No será más bien que como dice el Génesis somos creados a imagen y semejanza de Dios, hechos poco menores que los ángeles del cielo?

¿Acaso Leonardo da Vinci aventó un montón de colores en el lienzo y salió la Mona Lisa?   De la misma manera pudo salir el mundo con todas sus leyes y orden, porque en el mundo hay un orden y una armonía sin iguales, y Dios es un Dios de orden.

Me gusta mucho la sinfonía Pastoral de Beethoven (ver video abajo), el artista buscó evocar el campo, el trino de las aves; sin embargo sus armonías por hermosas que sean, no se comparan con el coro de aves en las mañanas.   O con el ratatán de un pájaro carpintero (por primera vez oí y vi a uno, y déjeme decirles que no se parece al Pájaro Loco).

Génesis  1

“Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así.  Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno…

Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos.  Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno.   Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra.  Y fue la tarde y la mañana el día quinto.

Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así.   E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno.

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.   Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”

Libro de Hebreos capítulo 2.

¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, O el hijo del hombre, para que le visites? Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos.

 

 

Los supervillanos

Hace ya varios años tome un seminario acerca de relaciones humanas.   Hablaba de cómo los seres humanos nos llegamos a "enganchar" (ese era el término que usaban) con otros.  Eso significa que por alguna razón o acción nos molestamos con la persona y empezamos a verla con malos ojos.

Hace tiempo mi querido Joe se engachó con el gato del vecino.  Era un gato grande y bastante agradable con los humanos, pero no quería otros gatos en el vecindario y cuando trajimos a nuestra gatita el desdichado le daba tremendas palizas.   Joe lo empezó a correr y un día que estaba dormido en el techo de un tecanchito que tenemos de madera lo corrió haciendo mucho ruido.   Joe tuvo que decirle a un vecino estupefacto que cualquiera que se durmiera en su techo sufriría la misma suerte.

Mi perro es sumamente sociable.   Sin embargo como está bien grandote (50 Kg y aumentando), intimida a ciertos perros.   Uno de ellos es un perro grandulón vecino. Como es un poco más chico, se siente amenazado por el cachorrito, que lo único que tiene en la cabeza es jugar.

Muchos de nosotros no todos a veces como el perro del vecino o el gatote nos buscamos enemigos gratis.    En la Biblia dice, en lo posible estad en paz con todos los hombres.   Y bueno, hay gente que es terreno fértil y está siempre buscando pleito, inventando a algún archienemigo ficticio en donde descargar el enojo contenido.  El otro día se Samson se hartó de gruñidos y amenazas y también se le puso al brinco.   Ahora cada que lo vemos le digo que viene su archienemigo.

En la Biblia, el David se encontró con un enemigo gratuito en el Rey Saúl.    Saúl, por su repetida desobediencia fue desechado por Dios como Rey de Israel.   Aunque él conservó su corona durante toda su vida, sabía (porque le había sido profetizado) que sus hijos no heredarían el reino.    Al paso del tiempo se dió cuenta que David quién en ese momento era su yerno y amigo de su hijo, era la persona que heredaría el reino de Israel.   Esa obsesión lo sigió durante varios años hasta el día de su muerte.  Desde ese momento no dejó de asecharlo, tratando inútilmente de matarlo.     David solía tocar la lira para el Rey un par de veces trató de clavarlo en la pared cuando estaba tocando (el cuadro de Rembrandt de la ilustración muestra esta escena)    Además de haber demostrado ser una persona sumamente cruel, desleal,  bipolar y con otros problemas mentales, Saúl vivió amargamente todos esos años, temiendo y odiando.

Mi perro nunca piensa en su archienemigo, en su mente no hay ni temor ni enojo hacia el otro perro, el no vive su vida "enganchado".  El vive la vida día a día esperado su siguiente cena.

 

Los fantasmas del pasado

El título suena un poquito telenovelero, pero les diré que muchas veces nos asaltan los fantasmas del pasado.   Algunas veces son nuestros recuerdos, tanto los buenos como los malos.  Cuando tenemos tiempos difíciles los buenos vienen a atormentarnos recordándonos una época de tranquilidad y abundancia de nuestro pasado.   Los malos, si los dejamos, vienen a destruir, muchas veces en la forma de rencor y enojo por cosas que ya no existen.

Hoy me visitó un fantasma de mi pasado (pasado cercano de hace como dos años, no lejano ¡el tiempo vuela! parece que fue ayer).    Hace un tiempo estuve trabajando, bajo condiciones difíciles y en condiciones de salud no muy buenas, con una persona, que a pesar de ser sumamente inteligente, capaz, extrovertida y de personalidad divertida, también podía ser dura y difícil.   No digo que me haya tratado injustamente, sino que las condiciones en las que trabajamos fueron difíciles.  Hoy, me topé con su nombre y casi con su persona.

Creo que vino de Dios el poder evitarla, las condiciones en que se daría el encuentro podía tener consecuencias muy negativas para mi.  Y no es que hubiese rencor de mi parte (y yo creo que tampoco de la de ella), o que alguna de las partes haya actuado en mala fe, pero el encuentro podía dañar mi vida laboral gravemente.   Fue de Dios el poder evitar dicho encuentro.

Para mi como si un fantasma del pasado se hubiese aparecido brevemente en mi vida.

Pero finalmente los fantasmas no existen, y como tal nuestros temores tambíén deben quedarse en el pasado.

 

La cosecha de vida

Las hienas comen a su presa viva.   Los expertos dicen que esto no duele, pues el animal entra en estado shock y aparentemente no siente nada.    Tengo mis dudas acerca de las opiniones de los expertos.

Hoy quiero comentarles acerca de la donación de órganos.  ¿Qué relación tiene la donación de órganos con las hienas?  Bueno, les explico.    Ayer fui a lo que en México sería una vulcanizadora/mecánico.    La diferencia por acá es que normalmente te esperas a que hagan el cambio de aceite o el servicio.   Tienen una sala de espera cómoda con revistas y a diferencia de los salones de belleza, sus  revistas son muy buenas.   Me tocó leer en una revista en inglés (Discover, Mayo 2012), acerca de la donación de órganos.  Fue escrita por un anestesiólogo que ha estado trabajando en las salas de operaciones en donde se realiza la “cosecha” (término usado por ellos) de órganos.

Y la revista no trataba el tema sórdido del tráfico ilegal de órganos en donde la gente es secuestrada y despojada de lo que muchas veces es lo único que tienen: su salud y en algunos casos, su vida.  O de los rumores que en India la gente vende sus órganos o de que en China se hacen trasplantes de los condenados a muerte.  Tampoco trataba del gesto altruista en extremo que significa donar uno de nuestros riñones a un ser querido, como la hermosa (por dentro y por fuera) Elena (la esposa de Toño) que siendo aún bastante joven (yo creo que alrededor de sus 30 años) dono uno de sus riñones a su hermana.   O un caso extremo del que fui testigo  por estas latitudes, de una cajera en un supermercado que donó uno de sus riñones a una persona casi desconocida.

Definitivamente si se esta actividad desde la perspectiva de los donantes, las donaciones son un gesto desinteresado, altruista, y en muchas ocasiones el último gesto de amor de una vida que se apaga.

Pero existe el otro lado de la moneda: una industria multimillonaria que beneficia a muchos, excepto a los donantes.  Todos ganan, menos los donadores, que han sufrido la pérdida irreparable de un ser querido y que no reciben ni un centavo por la donación.   El convencerlos en donar los órganos es posiblemente la más labor de ventas, digna de una película de horror.  La ganancia en los medicamentos para que los receptores no rechacen los órganos es de alrededor de un billón (mil millones para nosotros) de dólares.   En los Estados Unidos, los médicos que realizan los trasplantes son los mejor pagados ($400,000 dólares americanos por año).   Uno de esos médicos (¿altruistas?)  ha declarado que definitivamente no de debe cobrar por dichos  (¡claro, se le vendría abajo el negocito!).

La revista también trata la forma en que se extraen los órganos de los cadáveres.   No sé ustedes, pero lo único que yo sabía sobre el tema es lo que aparece en las películas: una familia en desgracia  que pierde a un ser amado.   Otra familia en necesidad de un órgano que salvará la vida y la noción de que la vida puede continuar a través de este gesto altruista.    Yo en lo personal estoy enlistada en la donación de órganos y pienso seguir en la lista a pesar de lo que les contaré.

La donación de órganos se realiza cuando la persona es declarada con muerte cerebral y esto significa que no existe actividad cerebral: que el encefalograma no reporta ninguna actividad, que no hay reflejos y que la persona no responde a ningún estímulo (como echar agua helada en los oídos).  Sin embargo, se necesita tiempo para obtener el permiso de los familiares, para hacer las pruebas pertinentes –las personas que sufrieron de hepatitis C, cáncer o SIDA no pueden ser “cosechadas”.     Esto significa que el resto del cuerpo debe mantenerse vivo por medio de aparatos, inyecciones de insulina e inclusive se da vueltas al cuerpo para evitar que tenga ulceraciones.  A veces la sangre es substituida por un líquido especial.   En este momento esas personas reciben el mejor cuidado médico de su vida.

Si nosotros tenemos la idea que la “cosecha” de órganos se realiza en un cuerpo macilento, con rigoris mortis, estamos muy equivocados, los cuerpos están rozagantes, tal vez enfermos, pero todavía palpitando vida.   El escritor ha presenciado inclusive reacciones algunos cuerpos.  (Esto ya me lo sospechaba, que gente sin escrúpulos algunas veces remate a algunos para quitarle sus órganos).  Y es que se han dado casos de gente que ha subsistido años con muerte cerebral.   Ha  habido casos mujeres que han incubado a sus hijos tras haber sufrido muerte cerebral.    De cierto nadie sabe, qué tanto dolor puede sufrir un cuerpo después de que ha habido muerte cerebral, se cree que el dolor viene del cerebro, pero hay algunas teorías que cada una de las células de nuestro cuerpo siente, oye y tiene vida (hay que recordar que el DNA está presente en cada micrómetro de nuestro ser).

Bueno, y es lógico que el cuerpo deba mantenerse vivo ya que no sería factible usar los órganos de un cuerpo en descomposición.  Simplemente yo nunca me había detenido a pensar cómo se haría esto (como uno no piensa cómo se genera la electricidad o cómo se producen los bienes que consumimos).   Irónicamente los zombies sí existen y son los donadores de órganos.

Lo espeluznante no es todo lo anterior, sino el hecho de que todo el proceso de quitarle los órganos a un donador se realiza sin anestesia.    Y es que la anestesia pude dañar a los órganos.    Eso fue lo que el escritor, que trabaja como anestesista quería resaltar.      La Asociación Americana de Anestesistas está trabajando ha hecho estudios a favor del uso de anestesia en la “cosecha” de órganos.    En Europa ya se está utilizando una anestesia especial que no afecta a los órganos.  Es por eso que hable de las hienas comiéndose a su presa viva.  En cierta manera la “cosecha” de los órganos es similar.

A pesar de lo anterior yo sigo en lo dicho, voy  a seguir en el programa de donación de órganos si puede servir a otros; sin embargo, pediré que lo hagan con anestesia.  Recordemos que algún día pudiésemos estar en el otro lado de la moneda, esperando ansiosamente que por un gesto altruista alguien done un riñón, o un hígado, o un corazón para salvar la vida de nuestros amados hijos o inclusive la nuestra sin importar quién se beneficia con ello en el proceso.

Datos interesantes sobre la donación de órganos (en los Estados Unidos):

 

  • Los trasplantes más comunes son los de riñón.    En 2011 más de 15,000 personas recibieron trasplantes de riñón; 10,000 fueron de donantes fallecidos.    Le siguen el hígado, el corazón, los pulmones, el pácreas y los intestinos.
  • Los donadores pueden ser desde un recién nacido hasta 65 años o más.   Los ancianos pueden donar las córneas, la piel y hueso.
  • La presión para encontrar donantes es muy intensa.  Cerca de 18 pacientes en los Estados Unidos mueren esperando un órgano.  Hay alrededor de 113,000 en la lista de espera, suficiente para llenar dos veces un estadio grande de fútbol.
  • De los órganos recuperados de los donantes fallecidos, 25 porciento de los hígados y 60 porciento de los corazones y pulmones se desechan debido a que enfermedades pre-existentes o un mal funcionamiento han dejado estos órganos muy dañados para un trasplante.
 

Unicornio Azul

Hay canciones que, por ciertas circunstancias en la vida narran un pedacito de nuestra existencia.    Ese es el caso de la canción Unicornio Azul (ver link al video abajo).  El Unicornio Azul habla de pérdidas.    Una de las primeras veces que la escuché es cuando mi hija decidió ser adulto y se fue de la casa.    Y no fue porque estuviese mal viviendo conmigo, al contrario, fue  porque la vida la estaba llamando a madurar.   Ella tuvo que madurar, tal vez a la mala, con todos los desencantos y sinsabores que a veces se presentan en nuestra existencia.     En ese entonces, hace casi diez años, ella fue mi unicornio azul.

Los unicornios azules son aquéllos que más amamos y que por alguna razón u otra no podemos tener cerca.    Creo que todos hemos tenido un unicornio azul.    No el noviecito con el que nos engreímos en la adolescencia, sino alguien con el que vivimos en las buenas y malas, y con quien crecimos y maduramos como personas.

Y aunque parezca increíble a sus 15 años mi hija me ayudó a madurar, me enseñó a ver la vida desde otro ángulo, ampliando mis horizontes y me enseñó a aceptar la triste realidad en un tiempo de pérdida irremediable.

Esa fue una lección de vida que alguien más joven que yo supo darme.   Mi hija tiene la sabiduría que muchas personas en sus 70 no tienen.

Hay mucha gente en este mundo que he amado y extrañado mucho, hay gente que a pesar de ser cercana nunca voy a extrañar, pero ella entre todos, ha sido mi unicornio azul.

Mi salud perdida también es mi unicornio azul.

Hoy me enteré que una persona querida de por estos lugares, muy joven, como de 35 años se quitó la vida, dejando atrás tres hijos (uno de ellos de 4 años).   Además de tener depresión y otros problemas, estaba muy enferma de artritis.     Tal vez llevó una vida acelerada, tal vez cometió muchos errores; creo que ella perdió uno o muchos unicornios azules y tuvo que enfrentarse a la verdad pelona y árida de la vida.   Ella no aprendió que cuando hemos perdido todos nuestros  unicornios azules, está uno que nunca cambia y siempre está siempre con los brazos abiertos, alguien que nos ama a pesar de lo que somos y nos sostiene:  Jesús, nuestro Dios.

 

 

Dim lights Embed Embed this video on your site

 

Una línea continua

La rutina nos da seguridad...  ver caras conocidas, tararear la canción que tantas veces hemos oído, el regresar a casa por el mismo camino todas las tardes.

Ciertamente es bueno romper la rutina.   Hay personas que gustan más de la rutina que otras.    A mi papá le gustaba la rutina.  Hasta muy avanzada su enfermedad, se guiaba por un estricto horario.  Si era hora de comer, estaba listo y sentado diez minutos antes.   Si tenía una cita en el médico, de seguro estaba ahí quince minutos antes.

Por acá la puntualidad es una virtud.   Y no sé si es por el lema muy querido por acá del tiempo es dinero, o si porque la gente que gusta de la rutina, logró vencer a los que la odian, y le pusieron un horario a todo.   No puede uno ir al médico sin una cita (a pesar de que muchos de ellos no la siguen), o a cortarse el pelo, inclusive para renovar el seguro del coche se precisa de una cita (a la que hay que llegar a tiempo).  Supongo que eso es cultural, pues nadie se queja.

Para avanzar en la vida por estos lares, hay que llegar a tiempo.  Y bueno supongo que para los que les gusta regirse por el reloj eso significa seguridad, continuidad.   No para mi.   Como buena mexicana, como buena latina, mi cultura es la de llegar tarde...  Me ha costado una enormidad poder llegar a tiempo al trabajo, a las citas, etc...  Para mí la puntualidad no significa continuidad.

Para mi es una canción conocida en español, hasta ver una cara conocida, como la de la señora del local donde venden sopas y sandwiches (que es el equivalente de la comida corrida o los tacos mexicanitos), es motivo de continuidad, de que el universo, a pesar de todos los desórdenes, las pérdidas de seres amados, frustraciones y pesares, sigue siendo un lugar de orden y de continuidad.

A veces el toparse con la señora de las sopas, significa que el caos se ha ordenado y que a pesar de la puntualidad y las citas, el contacto humano es lo que nos diferencia de las máquinas.

 

Babel

La historia de Babel nos muestra cómo empezaron las diferentes lenguas. Y es que el idioma es algo dinámico, vivo, cambiante. Se adapta a nuestras necesidades, cultura y estilo de vida. Como muestra están el sinnúmero de palabras que han surgido últimamente junto con la tecnología de computación y el Internet. Nosotros usamos muchísimas palabras que nuestros abuelitos no entenderían.

Cada idioma tiene sus particulares: por ejemplo el inglés ha desterrado del uso común palabras (que están en su diccionario) pero que por tener raíces latinas son muy difíciles de pronunciar a los que nacieron hablando inglés. Tenemos así palabras como otorrinlolaringólogo (othorrinolaringologist) que ha sido subsituída por ENT – Ear Nose Throat (Oídos, Nariz y Garganta) o daltónico (daltonic) que ha sido substituído por color blind (ciego del color). Así, la terminología médica latina, que todavía es muy común en el español, ya sido sustituída por palabras simples en inglés, dejando los términos médicos a los doctores, enfermeras y personas del campo de la medicina. Asimismo palabras como lacónico (laconic) son totalmente desconocidas en el inglés, y suenan a palabras dominguerísimas. Y es que me he encontrado que se les hace inaudito que una espaladamojada como yo tenga mejor conocimiento de su propia lengua. Y no sólo de palabras, que en muchas ocasiones son traducciones de palabras que se usan en el español y en el inglés no sino también de que tengo mejor ortografía (no sintaxis) que muchos de ellos.

Y es que con los correctores ortográficos y los lacónicos mensajes de texto por celular muchos están perdiendo la capacidad de realmente procesar el idioma. Y es que eso de los mensajes de texto se está volviendo una lengua por sí misma (llegará al punto de ser el paralelo a una especie de chino o jeroglíficos egipcios, con abreviaciones que significan pensamientos completos).

Ayer hablé con un griego, que seguramente conserva en su idioma muchísimas palabras originales que nosotros hemos perdido en el español (no se diga en inglés). Y es que también el español se ha estado ampliando y modificando cada día con anglicismos, arabismos, términos de computación y otras palabras que inventamos. Los hot-dogs son ahora hochos, las quesadillas son kecas, google es un verbo.

Muy diferente del idioma que habló Cervantes.

 

ERA entonces toda la tierra de una lengua y unas mismas palabras. Y aconteció que, como se partieron de oriente, hallaron una vega en la tierra de Shinar, y asentaron allí. Y dijeron los unos á los otros: Vaya, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y fuéles el ladrillo en lugar de piedra, y el betún en lugar de mezcla. Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un lenguaje: y han comenzado á obrar, y nada les retraerá ahora de lo que han pensando hacer. Ahora pues, descendamos, y confundamos allí sus lenguas, para que ninguno entienda el habla de su compañero. Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por esto fué llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra. (Génesis

 

Instantes de la vida

Hay una canción que dice que la vida se sostiene por instantes.   Y eso es verdad.  Nuestras mentes subjetivas captan y recuerdan ciertos instantes en forma diferente que otras personas, aún habiendo vivido la misma cosa al mismo tiempo.

De los recuerdos más gratos que atesoro en mi corazón es el tiempo que asistí a la Iglesia del Pacto.   Nunca olvidaré el bonito ambiente familiar, el cariño y la calidez con que cada uno de los integrantes (en ese entonces) de la iglesia supieron brindarme.   Asistí a quince años, a bodas, a kermesses, a festividades del día de la madre, me llevaron serenata a la casa el día de la madre y conviví con todos y cada uno de ellos en forma bien especial.   Todos ellos eran personas muy buenas y tolerantes. Incluso me toleraban en su coro de alabanza.    A mi me encanta cantar.  Pero para estar en un coro no sólo necesita uno el gusto, sino también la capacidad.    Con gran paciencia no sólo de Juan sino de todos los demás integrantes, tuve una breve incursión en el mundo del canto.   De ahí que las pocas canciones que más o menos me salen entonadas fueron las que aprendí durante ese tiempo.

Uno de los más gratos recuerdos es de una tarde calída no se si de primavera, verano u otoño en donde podíamos ver los árboles meciéndose al viento y nostros, ensayando.    Otro momento fue una noche en donde estabamos todos reunidos.   Ese día había una paz y armonía que casi se podían tocar.  Recuerdo que les dije algo acerda de los instantes, y que ese era un instante único, irrepetible y que debíamos guardarlo en nuestro baúl de recuerdos.   Porque que es más importante coleccionar en nuestro baúl de recuerdos, cosas inanimadas, sin alma ni vida, o instantes vividos con los seres que a través de los años hemos querido, amado y todavía añoramos su presencia.

Y ciertamente esas tardes de ensayo en el coro y esas noches de reunión pasaron... algunos nos fuimos, otros se quedaron.  Entre los que nos fuimos están nuestra querida Leonor (Leo), siempre tan propia, que partió con el Señor Jesús; Papá Fer que valientemente luchó contra el cáncer y al final se fue con él (y fue dura su partida, pero en su corazón siempre hubo la certeza de que Dios lo estaba esperando con los brazos abiertos... lo acompañamos en uno de sus últimos días y cantamos con él la canción En ti); Juan mucho más joven y dichoso que se fue a otra iglesia, donde tuvo la bendición de formar una familia, y yo lejos de ellos y de mi patria, pero llevándolos en mi corazón.   Y así, otros se fueron por distintas razones.   Pero siempre me acordaré de esas noches de reunión o de las tardes de ensayo en donde los queridos y añorados Juan, Yola, Leo, Raquelín, Joel, Ceci, Eréndira y Almita tenían que aguantar mis notas que más bien parecían un gato maullando.

 

La casa que desapareció

Borges era el maestro de la ficción.  En sus relatos nos convencía que el narrador había vivido circunstancias increíbles, imposibles en nuestro mundo con leyes físicas.     Borges escribía cuentos, no novelas (recomiendo su lectura).    Con sólo la letra escrita logró en la imaginación de muchos, imprimir imágenes y situaciones de otra realidad, muchísimo antes que los efectos especiales por computadora fueran concebidos.     Relatos como El Aleph (un prisma en donde se podían ver imágenes de todo lo que sucedía en la tierra),o  el Libro de Arena (un libro sin un principio o un fin) y otros.   Creo que el Internet es la cristalización (en cierta manera) de los conceptos plasmados en el Alelph, ya que podemos ver los sucesos que ocurren en todo el mundo con sólo tocar un botón o en el Libro de Arena ya que por medio de la red podemos tener a un vastísimo acerbo de conocimientos.

Pero lo que me apasiona de Borges es cómo trataba esos momentos diferentes, físicamente imposibles, en donde nuestro cerebro nos traiciona y nos hace pensar que estamos viendo lo que no existe.  No hablo de tener alucionaciones o estar enfermo mental, sino de ocasiones en las que por ejemplo entramos en la puerta equivocada (muy parecida a la que estamos buscando) y nos encontramos con algo muy diferente de lo que conocemos.  Por un segundo nos encontramos en un mundo irreal en donde somos engañados por nuestra propia mente.

Estaba leyendo el otro día una revista sobre funciones de nuestro cerebro.    Se ha comprobado que nuestros procesos mentales no son del todo objetivos, que nuestro cerebro muchas veces computa en parte la realidad y en parte una ficción que complementa la realidad.   Es por eso que en muchas ocasiones dos o más personas tendrán percepciones diferentes del mismo suceso.      O sea que está la realidad absoluta (que sólo Dios puede conocer) y luego la subjetiva que pasa a través de los individuos, embelleciéndola o envileciéndola según sea el caso y el sujeto.   Por tanto lo que a una persona le puede parecer sublime a otra le puede parecer despreciable o una tortura.

Hay muchísimos conceptos que empezamos a dominar desde que somos pequeños, por ejemplo, la percepción de permanencia de objetos.   Muchos animales no tienen está percepción.   Esto consiste en que si un objeto se va de nuestra vista, sigue existiendo no desaparece.

Cuando mi hija y yo nos cambiamos a un pequeño departamentito que a pesar de ser chiquitito estaba limpio y bonito, para nosotras significaba muchas cosas: nuestra tranquilidad, nuestra independencia, nuestra seguridad, el comienzo de una amistad entre madre e hija.  Nos imaginábamos que cuando nos íbamos todo desaparecía, que las cosas se desvanecían con nuestra ausencia y volvían a aparecer en las noches.    Éramos bien felices.    Y bueno, creo que ese sentimiento se debe a los cambios tan repentinos que tuvo nuestra vida en ese entonces.    Y todavía me pregunto cómo, cuándo y a dónde se fue ese departamento y nuestra vida tan venturosa de ese entonces.   Eventualmente se desvanercieron y ahora sólo viven como un recuerdo en nuestras mentes y corazones.

Hoy me sucedió así, en la casa de enfrente hay dos puertas, una lleva al garage y otra a la casa del vecino.    La puerta del garage estaba abierta y sólo se veían carros y herramientas... parecía como si la casa del vecino hubiese sido substituída por otra realidad muy diferente....    ah no, la casa del vecino estaba todavía ahí, sólo habían abierto la puerta equivocada.

Algún día todo esto que vivo ahora se desvanecerá y en su lugar habrá algo más desventurado o más venturoso que el presente. Quién sabe.  Para mi papá toda la desventura de sus últimos años ya se desvaneció.

 

Todo Cambia

 

 

Dim lights Embed Embed this video on your site

 

 

Acuérdate

En los últimos años, no sé si es por haber sido transplantada en otra cultura y he tenido que vivir tanto lo bueno de el lugar donde vivo como una gran soledad e incomprensión; no sé si por que me enfermé y he tenido que llevar esa enfermedad a cuestas (porque sólo un milagro de Dios la puede quitar de mi vida -es una de esas plagas que llegaron para quedarse), enfermedad que gracias a Dios he podido controlar y paulatinamente a través de los últimos cinco años he podido ver una mejoría; no sé si es el haberme dado cuenta que la vida es más bien difícil y cruel, que no es como la mercadotecnia mentirosa y optimista de los años 60 la pintaba; o no sé si es que aparte de la enfermedad estoy madurando o quizás estoy haciéndome vieja.

A través de estos años de prueba he aprendido sólo una cosa, que Dios es la única constante de mi vida.    Él no se va lejos, ni tiene ocupaciones que lo alejen, siempre está conmigo.     Las mascotas nos fallan, se enferman, cambian, los que amamos no están cerca sino más bien lejos de nosotros y la gente de nuestro alrededor no nos entiende, hablan otro idioma.     Pero Dios, Él es el mismo hoy, mañana y pasado mañana.   El es el único que ha podido ver las lágrimas que hemos vertido cuando estamos solos.    El es el único que sabe cuán grande es la lucha diaria, lo difícil que a veces se hace aún el levantarnos y dar algunos pasos.   El sólo el sabe que hay en nosotros en lo interno.   Cuando lo hemos perdido todo, a nuestros seres amados,a nuestro país y nuestra identidad, el aún esta ahi, amándonos, esperándonos con los brazos abiertos.

Eclesiastés 12 nos da una reseña de lo pasajero que es el bienestar y la tranquilidad y la juventud:

"Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes de que vengan los días malos y lleguen los años en los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento; antes de que se ozcurezca el sol, y la luz, y la luna y las estrellas, y vuelvan las nubes tras la lluvia..."

Tristemente, es la ley de la vida.   A algunos les va mejor que a otros.  Pero sea cual sea nuestra situación, si abrimos nuestro corazón a Dios, el promete estar con nosotros, en las buenas y en las malas.   El no se acobarda, como nosotros ante las circunstancias y mucho menos niega a los que ama.

 

 

 

Noticias sobre el cáncer

JOHN HOPKINS CAMBIÓ SU VISIÓN SOBRE EL CANCER MUY IMPORTANTE.. ... DESPUÉS DE MUCHOS AÑOS DE DECIRLE A LA GENTE QUE LA QUIMIOTERAPIA ES LA ÚNICA MANERA DE TRATAR (tratar literalmente) Y ELIMINAR EL CANCER, EL HOSPITAL JOHN HOPKINS ESTA FINALMENTE EMPEZANDO A DECIR A LA GENTE QUE HAY ALTERNATIVAS:

  1. Toda persona tiene células cancerigenas en el cuerpo. Estas células no se ven en los chequeos regulares hasta que se han multiplicado a unos pocos billones. Cuando los doctores le dicen a los pacientes de cáncer que no hay mas células cancerigenas después del tratamiento, solo significa que los chequeos no las detectan porque ellas no han llegado a un tamaño detectable.
  2. Las células de cáncer ocurren 6 de 10 veces en la vida de las personas
  3. Cuando el sistema inmunológico de una persona es fuerte, las células cancerigenas serán destruidas y se prevendrá la multiplicación y formación de tumores.
  4. Cuando una persona tiene cáncer, esto indica que esa persona tiene muchas deficiencias de nutrición. Esto puede ocurrir por diferentes motivos como genéticas, de medio ambiente, alimenticios y por modo de vida.
  5. Para resolver esas muchas deficiencias de nutrición, el cambiar de dieta e incluir suplementos es imprescindible para reforzar el sistema inmunológico.
  6. La quimioterapia en realidad envenena las células de cáncer pero también destruye las células sanas de la medula espinal como así también del intestino y eso produce daño en los órganos como el hígado, riñones, corazón y pulmones.
  7. La radiación cuando destruye las células cancerigenas también quema y daña a las células sanas, y los órganos así como también los tejidos.
  8. El tratamiento inicial de quimioterapia y radiación muchas veces reduce el tamaño de los tumores. Pero prolongado uso de la quimioterapia y la radiación no tiene como resultado la destrucción total de los tumores.
  9. Cuando el cuerpo tiene muchas toxinas debido a la quimioterapia y la radiación el sistema inmunológico esta comprometido o destruido, por eso las personas pueden sufrir varios tipos de infecciones y complicaciones.
  10. Quimioterapia y la radiación puede causar la mutación de las células cancerigenas, que se resistan y se haga difícil su destrucción total. La cirugía puede también provocar la invasión de las células a otros órganos.
  11. Una manera efectiva de combatir 'el cáncer' es no darle de comer a las células cancerigenas con aquellos alimentos que necesita para multiplicarse. LAS CÉLULAS DE CANCER SE ALIMENTAN DE...:

a. AZÚCAR es un alimento del cáncer. No consumiendo azúcar se corta uno de los mas importantes elementos de las células cancerigenas. Existen sustitutos del azúcar como sacarina pero esos están hechos con Aspartamo y es muy nocivo.. Un mejor sustituto del azúcar es miel de manuka o melaza pero en pequeñas cantidades. La SAL tiene un químico que se le agrega para que se vea blanca. Una mejor alternativa para la sal es la sal de mar o sales vegetales.


b. LECHE causa al cuerpo la producción de mucus, especialmente en el conducto intestinal. Las células cancerigenas se alimentan de mucus, eliminando la leche y sustituyendo por leche de soya, las células de cáncer no tienen que comer por consiguiente se mueren

c. Las células de cáncer maduran en un medio ambiente ácido. Una dieta basada en CARNE ROJA es ácida, es mejor comer pescado, y un poco de pollo, en lugar de carne vacuna o cerdo. La carne además tiene antibióticos, hormonas y parásitos, que son muy nocivos, especialmente para las personas con cáncer. La proteína de la carne es muy difícil de digerir y requiere muchas enzimas. La carne que no se digiere queda en los intestinos y se putrifica y lleva a la creación de mas toxinas.

COMO CONTRIBUIR A LA SOLUCIÓN DEL PROBLEMA

a) Una dieta de 80 % de vegetales frescos y jugos, granos, semillas, nueces, almendras y solo un poco de frutas ponen al cuerpo en un ambiente alcalino. Solo un 20% se debe consumir en comidas cocidas, incluidos los porotos. Jugo de vegetales frescos proporcionan al cuerpo coenzimas que son fáciles de absorber y llegan a las células después de 15 minutos de haber sido consumidos para nutrir y ayudar a formar células sanas. Para obtener enzimas vivas que ayudan a construir células sanas se debe tratar de tomar jugos vegetales (casi todos incluido alfalfa) y comer muchos vegetales frescos 2 o 3 veces al día.

b) Evitar tomar CAFÉ, TE Y CHOCOLATE, pues tienen mucha cafeína. El TE VERDE es una mejor alternativa y tiene propiedades que combaten al cáncer. EL AGUA es mejor tomarla purificada, o filtrada para evitar las toxinas y metales pesados del agua de la canilla. Agua destilada es ácida, no tomarla.

c) Las paredes de las células de cáncer están cubiertas por una proteína muy dura. Evitando de comer carne, estas paredes liberan mas enzimas que atacan las proteínas de las células de cáncer y permite al sistema inmunológico destruir las células cancerigenas.

d) Algunos suplementos ayudan a reconstruir el sistema inmunológico ( Florescence, Essiac, anti-oxidantes, vitaminas, minerales, Efas (aceite de pescado) para ayudar a las células a luchar y destruir las células cancerigenas. Otros suplemento como la vitamina E son muy conocidas porque causan apoptosis, el método normal del cuerpo de eliminar las células innecesarias o defectuosas.

e) El Cáncer es también una enfermedad de la mente, el cuerpo y el espíritu. Una ACTITUD mas activa y positiva ayudara a combatir al enfermo de cáncer a convertirse en un sobreviviente. La rabia y la incomprensión, el no perdonar pone al cuerpo en una situación de estrés y en un medio ambiente ácido. Aprender a tener un espíritu amable y amoroso con una actitud positiva, es muy beneficioso para la salud. Aprende a relajarte y disfrutar de la vida.

f) Las células de cáncer no pueden vivir en un ambiente oxigenado. Ejercicio diario, y respiración profunda ayuda a recibir mas oxigeno hasta niveles celulares. Terapia de oxigeno es otro elemento que ayuda a destruir las células de cáncer.

 

  • No contenedores de plástico en el microondas
  • No botellas de agua en el freezer
  • No papel plástico en el microondas

 

g) Químicos como las dioxinas causan cáncer, especialmente de seno. Dioxina es muy destructiva especialmente para las células del cuerpo. No ponga en el freezer sus botellas de agua de plástico ya que el plástico elimina dioxina y envenena el agua. Recientemente, el doctor Edward Fujimoto, Wellnes Program Manager at Castle hospital, estuvo en un programa de televisión y explico el peligro de la dioxina. El dijo que no tenemos que poner contenedores de plástico en el microondas. Especialmente las comidas que tienen grasas, El dijo que la combinación de grasa y calor fuerte con el plástico elimina dioxina dentro de la comida y por consiguiente luego a nuestro cuerpo. En su lugar se puede usar vidrio, como Pirex o cerámica para calentar la comida.

POR FAVOR DISTRIBUYA ESTE ARTICULO A CUANTA GENTE IMPORTANTE HAYA EN SU VIDA.

 

La Kermesse

Uno de tantos recuerdos bonitos que tengo de México son las Kermesses.     El poder ir de puesto en puesto y disfrutar taquitos, tostadas (de tinga, de pata o res), tamales, pozole, pambazos, aguas frescas, arroz con leche y demás platillos siempre fue una de las actividades esporádicas que realmente disfrutaba.  Creo que disfrutaba ir a una Kermesse muchísimo más que ir a una fiesta elegantiosa.

En la Iglesia del Pacto, a la cual asistí varios años cada 16 de septiembre se organizaban Kermesses.   Y como el fin de dichas Kermesses no era recaudar fondos sino divertirse, el pago normalmente eran cincuenta centavos por un taco, o por un pambazo y uno o dos pesos por un plato de pozole.    La Iglesia del Pacto no era una iglesia grande.  Aparte de un puñado de personas que no éramos familia, la Iglesia en ese entonces se componía de dos familias que estaban emparentadas por parte de las abuelitas.   Y esas dos familias no eran familias normales, eran familiones...   Eran como 10 hijos (entre las dos familias) sus esposos(as) y un montón de nietos y nietas.

Y la comida era bien tradicional y sabrosita.  Tal vez no la alta cocina mexicana, como ahora está de moda, sino la comida que por años y años los mexicanos hemos comido: apetitosa, llenadora, con poca carne, mucha tortilla, verduritas y chile.

Y ahora en estas latitudes me he dado cuenta que las hamburguesas en muchos casos son el paralelo de los tradicionales taquitos.   Un buen o mediocre local de hamburguesas puede llenarse, al igual que una taquería.   La gente visualiza las hamburguesas, el Kraft dinner (macarrón con queso Kraft), los hochos (hot dogs), las pizzas y las sopas (sí las sopas, con el frío, el consumo de sopa es socorridísimo, hay una variedad y sabores de sopa totalmente desconocidos en latinoamérica) como "comfort food" (comida reconfortante.  En épocas de calor la gente pone sus puestos en los parques (¡no en la calle!) del estilo de los tianguis o mercados sobre ruedas (mercados al aire libre) y se ponen a vender hamburguesas y hochos.   Déjenme decirles que la variedad y colorido de dichos mercados es muy pobre si los comparamos con los gigantescos, variados y coloridos de nuestro México y nuestra América Latina.   Recordando mis escasas visitas al infame Tepito, en donde uno podía encontrar de todo me río de estos paupérrimos mercaditos (ironía, es de las pocas cosas que se ven paupérrimas en estos países de opulencia).

En fin termino como comencé con la Iglesia del Pacto y las Kermeses que pase con mi familia del Pacto. La comida era buenísima, pero lo mejor de estar ahí no era la comida, era el cariño sincero y camaradería que cada una de las personas del Pacto superion dar y comunicar en mi vida.  Cada tarde de domigo era como estar en casa, a veces había comidita sencilla, otras una comidota, pero siempre hubo camaradería, amistad y cariño.

 

 

Partida

Ayer partió nuestro querido amigo Segundo León Bravo Serrallonga.   Se fue rápido sin decirnos adiós. Creo que a todos los que trabajamos en BD con él nos dolió, pues muchos de nosotros gozamos con sus bromas, con su optimismo, con su jovialidad.   Cuanto más he tenido que convivir con gente agria en mi vida, de los que te hacen la vida difícil, más aprecio el don de transmitir lo positivo de la vida que tenía Segundo.   El era de Papantla, en donde se cosecha la mejor vainilla del mundo.   Yo nunca fui a Papantla pero él nos contaba que Papantla olía todo a vainilla en tiempo de la cosecha.   Creo que el corazón de Segundo era dulce y alegre como la vainilla.

Trabajé con Segundo muchos años.   Cuando Mariano me lo presentó y me dió su nombre completo, creí que era una broma.  Pero no, ese era su nombre real.  Creo que había tenido un hermano que era el Primer León pero murió, a él sólo le tocó ser el Segundo.   A través de los años, gozamos con sus ocurrencias (recuerdo que por muchos años me escondió las llaves), y todos lo queríamos.    Siempre aseguró ser el compadre del Director de la empresa, y el Director nunca lo negó.   Cuando iba a la fábrica el Director siempre preguntaba por su compadre.

Segundo era un narrador nato.  A través de sus descripciones pudimos conocer a su familia y amigos, a su querida Papantla, a su papá y a sus hermanos.    Hilda y yo compartimos horas y horas de buen humor y narraciones interesantes con él.

Puedo llenar páginas enteras con todos los momentos agradables y todas las anécdotas relacionadas con Segundo.  Y seguramente no sólo yo, sino todos los que lo conocimos.   El nunca necesito hacer grandes esculturas o escribir libros para ser reconocido y amado; con su carácter se ganó el corazón de todos nosotros.    El no era gris, como muchos de los que habitamos en la tierra, él era del color de la vainilla.

El amaba a su familia: a su Rosa, a sus cuatro hijas, a sus dos hijos y al titipuchal de nietos.

Siempre tenía alguna ocurrencia y no se dejaba amilanar por nada.  Y no es que su vida hubiese sido un lecho de rosas; un funesto 20 de noviembre perdió a su hijo Julio, a su querido Julio.    Nunca vi a Segundo tan triste, tan apesadumbrado ni tan sacado de onda como en los años que siguieron a la muerte de Julio.   Con los años se acostumbró a su ausencia; sin embargo, Segundo nunca volvió a ser el mismo. Siempre lo acompaño ese dolor muy dentro de su corazón.  Nosotros los que lo conocíamos bien, lo sabíamos.

Ahora está muy cerquita de Julio, quien lo recibió con los brazos abiertos.

 

 

Sobre ángeles, trompetas y terremotos

Estando de ociosa en el Internet hoy, empecé viendo un video de música cristiana en You Tube, seguido por videos de apariciones de ángeles, luces y sonidos en el cielo.

Muchos de los videos de luces eran dudosísimas, pudiendo ser proyecciones, ya que todas ellas eran en espacios interiores.   Lo que más llamó mi atención fueron los ruidos extraños que se escucharon por muchísimas partes del mundo en enero.   Obviamente en las ciudades contaminadas de ruido fue muy difícil escucharlos, pero en los bosques y zonas despobladas ciertamente se escucharon.

Hay muchas explicaciones a esos sonidos, trompetas, ovnis, sonidos desde el interior de la tierra, pero creo que el más lógico es que el sol tuvo una actividad muy fuerte en esos días y causó alteraciones en el magnetismo de la tierra.  Hace muchísimos años en la ciudad de México también oímos ruidos fortísimos, tristemente, no era ni el sonido del magnetismo, ni trompetas: primero en noviembre de 1984 fue San Juanico que cimbró a media cuidad y luego en 1985 el funesto terremoto de la cuidad de México.

Pero siendo la explicación lógica o no la correcta, estos sucesos me dejaron pensando en todo lo que necesitamos para poder creer en Dios.   Necesitamos oir truenos, sonidos extraños, ver luces (auténticas o no) o ángeles cantando.   Y tal vez eso es a lo que Jesús se refería en una parábola cuando dijo que muchos tenemos nuestra casa en la arena.   Creo que tener nuestra casa en la arena es el cimentar nuestra fe en estas señales. Buscamos luces, fuegos, sonidos, inclusive ser sanos de esa enfermedad que nos atormenta. O tal vez lo cimentamos en la falsa seguridad de que todo está bien en el momento y que siempre será así.   Tenemos que darnos cuenta que en nuestras vidas todo es pasajero, lo bueno y lo malo, los amigos, los trabajos y demás acontecimientos de la vida.  Y si se acaba, y si estamos en estrechez, no es porque seamos más buenos o más malos que los demás.   Simplemente es que la vida y las situaciones de la vida son cambiantes, un día estamos arriba: con buen trabajo y con salud, con la familia completa, y otro día estamos abajo: nos corrieron del trabajo, nos enfermamos, nuestra familia se encuentra lejos o se desintegró.  Sin embargo Jesús habló también de tener cimentada nuestra casa en la roca, y eso se genera desde dentro de nosotros, de una fe inamovible que no se debilita con las fatalidades de la vida o necesita señales externas para reforzarse.   Es esa clase de fe que ni siquiera se genera en nosotros, sino que nosotros permitimos que nuestro Dios alimente y fortalezca, pues es sólo Él puede ser la fuente de tal clase de fe.

Abajo les dejo con el párrafo de la Biblia (Mateo 7:24-27) en donde Jesús nos habla de esta fe, y un corto video de estos sonidos magnéticos.

 

"Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina."


Dim lights Embed Embed this video on your site

 


 

Plagio

Yo creo que el plagio ha existido desde el principio de la humanidad.  En inglés le dicen copycat (que se pudiera traducir como gato copión (me encanta este término, pues siempre me imagino un gato copiando la tarea), pero que su significado real es solamente copión o copiona)   En su forma más básica es el que nos guste el resultado de la acción de alguién más y lo emulemos, o que tratemos de reproducir lo que a otra persona le resultó bien.   Y eso puede ser sumamente positivo, pues es la forma en que aprendemos. Con el Internet el plagio es muy fácil, podemos tomar la fotografía o el texto de otro y con un corte y pegado reproducimos el conocimiento o el arte ajenos.   Y bueno depende para qué usemos eso.   En muchas ocasiones (en este universo cibernético) el autor puede sentirse halagado de que hayamos usado su idea en vez de la de los otros siete mil millones de personas del mundo.

Pero hay otro tipo de plagio, como el que sufrí cuando estaba en primero de primaria.   En una ocasión nos dejaron hacer una composición de tarea (creo que era para la madre).   Recuerdo que estuve una tarde completa trabajando con mi papá para lograr una composición que valiera la pena.  El me ayudó muchísimo a poner en palabras lo que tenía en mi mente (hay que considerar que apenas sabía leer y escribir).   El día siguiente, al presentar la tarea, resulta que otra personita en la clase presentó el mismisimo trabajo.   Estaba sorprendida, pues en mis inocentes seis o siete años no cabía en mi cabecita que alguien pudiera haberse robado mi cuaderno y copiar la composición palabra, por palabra.   Aunque la otra personita hizo la tranza y no yo, demeritó muchísimo mi trabajo, se puso en tela de juicio mi integridad (¡a los 7 años!) y me dejó un amargo sabor de boca.   Como todas los recuerdos que vemos a través de la ventana del tiempo (¡otra vez las ventanas!), éste recuerdo es sólo parcial, y no me acuerdo del resultado: ya no recuerdo si este embrollo se aclaró o si quedé manchada para siempre (en la mente del algunos al menos, no en mi conciencia, esa quedó limpia) como tramposa.   Lo único positivo de este asunto, fue que tuve una buena convivencia con mi papi.

Otro caso que recuerdo, es el de mi hija.  Mi hija comenzó a leer (no como otros chicos que gustan de la lectura y escritura) bastante grandecita.  Tal vez a los 12 o 13 años.  Leyendo descubrió un mundo nuevo y luego en la universidad se empezó a interesar en escribir.     En esa universidad había un taller de lectura, al cual se inscribió.   Ahí había varios sujetos interesantes: un chico que se pintaba el pelo de verde y fumaba mariguana, y un chico carita que sabía muchas de las técnicas de escritura, pero tenía pocas ideas.

En ese entonces mi hija no sabía nada acerca de las técnicas de la prosa o verso o ensayo (ha aprendido algo con el tiempo), pero ella tenía muy buena inspiración e ideas, tal vez lo que se llama talento para escribir, que es la capacidad de poder ver un texto a partir de una vivencia.     El chico carita no tenía nada de inspiración e ideas, pero mucha técnica, y varias veces basó sus relatos en ideas, sueños o situaciones que mi hija le relató.    Eso era plagio.  No dejó en mi hija un sabor amargo, ni tampoco la tacharon de tramposa, pero de una manera u otra el carita se robó se apropió de ideas ajenas (al menos sólo uso esas ideas para inspiración, y no se robó un texto palabra por palabra).

Sin embargo el talento es el talento.  El carita robó una o dos ideas, pero en la mente de mi hija seguiran fluyendo nueva inspiración e ideas y las vivencias que las originaron serán de propiedad exclusiva de mi hija así como mi texto de primer año y la vivencia que lo originó (la convivencia con mi padre), será de propiedad exclusiva mía, aún cuando el texto dejo de existir hace muchísimos años.

 

 

 

La ventana

Ayer estaba conduciendo ya casi en la noche y al estar parada en un semáforo mire hacia dentro de una ventana que tenía las cortinas abiertas.    Sólo se podía ver una pequeña escena de la vida doméstica de esa casa a través de la ventana.  Una cómoda, una antigua televisión pequeñita (casi del tamaño de un monitor de computadora) un cuadrito (tamaño carta) que parecía de los años 40, y un par de cortinas enmarcando la escena.   No había ninguna figura humana o animal, sólo lo que he descrito.

Por estas latitudes es de uso común una palabra, mesmerize.  Sorprendentemente encontré que existe una palabra paralela en español, y es mesmerizar.    El uso común en esta palabra es atraer o fascinar.   Y el tipo de atracción es como cuando se queda uno viendo a una blusa de rayitas, y no puedes dejar de verla (como si lo hinoptizaran a uno).   Bueno, creo que eso me pasa con las escenas domésticas a través de una ventana, me encantan (y más si no hay personas presentes), y no puedo evitar poner la vista en ellas.    Supongo que eso nos pasa a muchos de nosotros, pues una de las escenas más gastadas es la de una sala con decoraciones navideñas vista a través de una ventana.

Estas escenas, muchas veces son como invitaciones a entrar en la habitación.  En otras nos traen recuerdos de escenas en nuestra propia vida, tal vez en otra ciudad, en otro vecindario, en otro país o en otro tiempo muy lejanos.

Y muchas veces cuando recordamos cosas del pasado, es como abrir una de estas ventanas, y ver una escena del pasado -adornada con cortinas- vacunada ya del dolor, del calor, de la incomodidad, del pesar o de lo feo que muchas veces puede resultar el presente, y la vemos etérea, idílica, perfecta.

Durante los primeros años de mi estancia por estas latitudes, habiendo sido trasplantada de mi país, de mi cultura, de mi vida; habiendo perdido mi identidad, mi personalidad y mi idioma, solía tener muchísimas de estas regresiones; estos recuerdos eran casi infinitos pues parte dell día me la pasaba soñando despierta en escenas de mi pasado (debo aclarar que esto no me había pasado nunca en mi vida, más bien mi vida era una sucesión de acontecimientos). Mi presencia física estaba aquí, pero mi mente y mi alma estaban muy lejos, en mi México.   Y no era como un programa de televisión, como una telenovela con escenas completas, más bien eran sólo flashasos de mi pasado en México, de cosas comunes como estar sentada en un restaurant platicando con una amiga, de una caminata, de estar recostada en un sillón escuchando música o viendo la tele, de lo que siempre consideraré una vida mejor.  Porque créanme, no hay peor pérdida que perder su propia identidad, y por un buen tiempo la perdí toda.

Si antes sonaba graciosa en español, en inglés sonaba entrecortada, sin gracia, y difícilmente se me podía entender.   Aún ahora después de varios años (cada vez pasa menos) todavía sueno acartonada, sin gracia, sin chiste.  Muchas veces digo algo que se malinterpreta (muchas veces sin mayor consecuencia, como por ejemplo al ordenar algo en un restaurant y recibir completamente lo contrario que se ordenó).   Esta mala comunicación empeora cuando estoy bajo estrés.  Muy pocas personas de habla inglesa han tenido la paciencia de escuchar lo que hay detrás este hablar raro y han podido agarrar la onda de mi verdadera personalidad.

A pesar de todo, a través del tiempo me he ido adaptando con resignación (como el tío Lalo sabiamente decía: a lo bueno te acostumbras, a lo malo te resignas), y cada vez las escenas a través de la ventana mística me visitan menos.    Han habido un par de situaciones sumamente fortuitas en mi vida que han ayudado a esto: mi perro, un trabajo, mis amigas.

He notado sin embargo, que mi mamá ya octogenaria, tiene esas muchas de esas visiones a través de la ventana del tiempo: siempre me cuenta las mismas historias de antes de casarse cuando iba a los bailes, a los tés danzantes (muy de moda en su tiempo - toda una party girl), en fin cuando era joven y feliz.   Yo trato de escucharla siempre, pues es su mente abriendo a la ventana mística del pasado.

Otras veces creo que hay ventanas abiertas en nuestra vida que siempre se quedarán así: como un despido en donde no te dieron mayores explicaciones, como la muerte de tu padre.  No hay explicación alguna a esa ventana abierta, y cuando vemos dentro de ella, no queremos entrar pues esa no es una ventana mística, es sólo una ventana abierta; dentro de ella sólo hay dolor y tristeza.

 

A la memoria de mi padre

Mi papá se fue el miércoles. Y se fue como todos los seres de la tierra nos tenemos que ir, con sufrimiento. Sin embargo, agradezco a Dios que su sufrimiento no fue demasiado largo, y que al final pudo tener paz. Como muchas ocasiones sucede, nuestra relación tuvo sus altas y sus bajas.

Sin embargo, en los últimos años de su vejez y enfermedad nuestros lazos familiares se acercaron y un amor, respeto y comprensión muy especiales pudieron fluir en nuestra relación. Y a través de situaciones difíciles en mi propia vida yo he podido madurar como persona. Eso me ha servido para poder ver más allá de muchas cosas y he podido valorar a mi padre y a mi madre como personas.   Hay una lista interminable para agradecerles: el haber sido buenos padres, buen ejemplo, sus preocupaciones y desvelos.   Pero también que a través de un acto de amor me dieron la vida.

Ha pasado casi un mes desde que él se fue...  Lo extraño.

Han pasado dos meses... y lo sigo extrañando.   Al menos hoy tuve el valor de añadir una de nuestras fotos del pasado, cuando él era joven, fuerte, sano y hermoso y yo sólo una chiquilla.

Jacob se acercó y lo besó. Cuando Isaac olió su ropa, lo bendijo con estas palabras: "El olor de mi hijo es como el de un campo bendecido por el Señor. Que Dios te conceda el rocío del cielo; que de la riqueza de la tierra te dé trigo y vino en abundancia." Génesis 27.

 

 

Los nuevos superhéroes

Recuerdo que hace muchos años había una película italiana llamada Los Nuevos Monstruos.    Esta película trataba de retratar toda la crudeza de la sociedad italiana de ese entonces (alrededor de 1977).  Bueno, digo de ese entonces porque en la actualidad toda esa crudeza ha sido superada en mucho en los albores del siglo 21.

Sobra decir todas las monstruosidades en las que hemos "evolucionado" como sociedad.  Todos las conocemos: drogas, menores desnudándose en el internet, total falta de respeto, aumento de todo tipo de crímenes, etc, etc.

Pero no es de lo que quiero hablar en este momento.    Quiero hablar de los nuevos superhéroes.  No de Vin Diesel, Chuck Norris o toda la pléyade de héroes de acción que a través de los años han llenado la pantalla grande y chica.   Es que últimamente por las latitudes norteñas de América hemos visto un sinnúmero de reality shows en donde se muestra el diario vivir de profesiones  que ni siquiera soñábamos que existían. 

Y cuando hablo de reality shows no hablo de shows como Big Brother en donde se muestra a una bola de flojonazos buenos para nada creando intrigas nimias sino la gente que vive en los pantanos, caza largartos y siempre usa la misma ropa, o que recuperan autos para las financieras (después de tremendas trifulcas), o que cazan recompensas, o que levantan infracciones de tránsito a diestra y a siniestra y se llevan los coches al corralón, o que son familias que parecen perfectas y terminan en tremendo agarrón, o que pescan cangrejos y pez espada, o que talan árboles, o que manejan camiones y pilotean aviones en las gélidas estepas de Norteamérica, o que son detectives que resuelven crímenes, llevan a cabo investigaciones e interrogan gente y que son muy diferentes a los glamorosos actores de CSI: algunos se parecen al carnicero o al taquero de la esquina, o la experta forense que se parece a la señora que vende el pollo.    

Gente que viven situaciones y se ven inmersos en acción que nosotros ni siquiera nos imaginamos.  Esos son los nuevos superhéroes muy diferentes a los acicaladitos, maquilladitos y bien vestidos Tom Cruise, Brad Pitt o Angelina Jolllie.   Ellos son las nuevas estrellas de la pantalla chica y por cierto, se están volviendo famosos. 

Las fotos son del programa Swamp People (Gente de los Pantanos) en donde podemos a los nuevos superhéroes, gente como tu o como yo que en lugar de trabajar en oficinas hacen lo que aprendieron de sus padres: cazar lagartos. Juzguen por ustedes mismos a los nuevos superhéroes, quizá el estándar de belleza cambie y posiblemente estemos viendo a los futuros papuchos.

 

La rana cibernética

Dim lights Embed Embed this video on your site

 

 

Mi tía Lizzie

 

Cuando era chica los maestros decían que era increíble que una niña con mi personalidad no fuera más latosa. Eso quería decir que se les hacía raro que no fuese hiperactiva (esos términos no se conocían en ese entonces). Tal vez eso se debía que me la pasaba sedada por mi intolerancia al gluten y mis diversas alergias (en ese entonces no lo sabía y tampoco se tenía mucho conocimiento acerca de las alergías).

Bueno el caso es que yo era una niña bastante bien portada. Mi vida era un tanto aburrida y entre las personas que ayudaron a que mi vida no fuese tan tediosa fueron mi tía Lizzie y sus hijas.

Mi tía Lizzie era una mujer de muy buen parecer y elegante. Mi tía no era mi tía sino la mejor amiga de mi mamá. Se tenían una gran estima mutua. Se escribieron hermosas cartas. Y tal vez por eso siempre me abrieron su casa y sus corazones.

Ellas siempre tenían algo que hacer, ir a algún lado a comer, hacer cosas diferentes. Con ellas aprendí un montón de cosas. En esa época era de muy mala educación que un chiquillo interrumpiese, pero cuando iban a algún lado con sus familiares (que eran muchos) y amigos, me quedaba calladita, calladita y aprendía un montón de cosas. Era antes de que existiese el Internet, Google o los documentales del National Geographic, cuando el aprender se hacía por medio de libros (¡que anticuada!) o por relatos verbales.

En fin, ellas siempre abrieron su casa y fueron tolerantes y bondadosas conmigo. Jugué con sus sobrinos y sobrinas, me invitaban a dormir, y aunque en general me portaba bien, no sé cómo no me mandaron por un tubo cuando inunde la terraza de su departmento para jugar a la pista de patinaje (sostengo después de 40 años, no fue idea mia sino de Stephen), o cuando me quedaba a dormir en el sillón cama de la biblioteca y además de leer sus libros en la mañanita invitaba a Tequila el perro basset hound (una raza que aunque se bañen son apestosísimos) a dormir conmigo, o a jugar interminablemente con sus Barbies (inalcanzables en ese entonces en México) o a urgar en sus viejos anuarios de la escuela.

No sé qué ganas de aguantar a una niñita pedorra (por la intolerancia a la lactosa). Gracias.

P.S.  El perro de la foto se parece a la Tequila.

 

 

El Derecho Divino de los Reyes

El otro día estaba leyendo por ahí acerca del Luis XIV el Rey Sol.    Resulta que era un glotón de marca mayor.   Por las descripciones de los comelitones nadie sabe si los retratos que de él pintaron son una versión adelgazada y embellecida de su gorda realidad, o tal vez era anoréxico o en el mejor de los casos, si tenía una pata de palo.

En su tiempo, la suya era una cultura de atragantarse con comida.   Su familia, sus cortesanos y queridas tenían que atragantarse durante varias comidas de todo tipo de platillos.    Era tanta la presión de comer mucho, que muchos alimentaban a las mascotas por debajo de la mesa. La gordura era un don, una mujer flaca en esas épocas era mal vista (¡qué bien me hubiese ido en esos días!).

Y es que fuera de su corte, el hambre estaba a la orden del día.    Nuestra cultura occidental post revolución verde (de la cual hablaré otro día, pues el mundo, como lo conocemos en la actualidad, y México en especial, esta muy ligado a la revolución verde), en donde la producción alimenticia es en masa, nunca pudiera imaginar una  Europa medieval, renacentista y barroca, en donde había tanta carencia de alimentos.   Bueno, el mundo hebreo, egipicio, romano, griego también era regido por la gran carencia de alimentos.  Las guerras y las potencias mundiales eran reguladas, en gran manera, por el pillaje de comida. Imaginemos esos tiempos románticos de esos días más como el África actual que como nuestra modernidad.   De hecho la explosión demográfica se debe en gran manera al acceso constante a la comida y a los antibióticos.   Antes, las personas solían morir o de hambre o de una infección.    (Obviamente otros avances en medicina también tienen su parte en la ecuación).

Bueno regresando a Luis XIV y la escasez de alimentos, resulta que desde la edad media, los reyes y señores feudales, organizaban comelitones públicos en donde se comían todo tipo de delicias enfrente del mal alimentado y mal nutrido pueblo.   Esto era para demostrar su autoridad. Todas estas atrocidades (y muchísimas más) se sustentaban por una doctrina que se llamaba El Derecho Divino de los Reyes.

Así es que Luis XIV organizaba, dos veces por semana, tremendos comelitones a la hora del almuerzo en donde él y su familia se sentaban en un show (con coreografía y todo) a la mesa y durante 45 minutos comían frente expectadores del pueblo que seguramente no tenían idea de cómo sabían ciertos alimentos que eran servidos en esa mesa.   ¡Y luego la gente se pregunta qué originó la Revolución Francesa 50 años más tarde!

Escojan ustedes entre el Luis XIV pintado en su tiempo, guapo y bien compuesto, o en una caricatura del mismo que tal vez se acerca más a la realidad.

A veces nos queremos imaginar viviendo en en esas épocas románticas en donde el hambre y los piojos eran cosa de todos los días.   Nosotros seguramente seríamos los expectadores famélicos, mugrosos y piojosos, los del pueblo, no los comensales. ¡Qué bueno que vivimos en el Siglo XXI!

 

De Wikipedia les incluyo más sobre el tema del Derecho Divino de los Reyes :

"El Derecho divino de los reyes es una doctrina política y religiosa proveniente delabsolutismo político. Como término genérico usado por las ideas que justifican laautoridad y legitimidad de un monarca, la doctrina sostiene extensamente que unrey deriva su derecho a gobernar de la voluntad de la deidad del pueblo que gobierna, y no de ninguna autoridad temporal, ni siquiera de la voluntad de sus súbditos ni de ningún estamento. Elegido por su deidad, un monarca sólo esresponsable ante él, y sólo debe responder por sus acciones ante Dios. La doctrina implica que la deposición del rey o la restricción del poder y prerrogativas de la corona son actos contrarios a la voluntad de Dios. No obstante, la doctrina no es una teoría política concreta, sino más bien una aglomeración de ideas. Las limitaciones prácticas supusieron límites muy considerables sobre el poder político y la autoridad de los monarcas, y las prescripciones teóricas del Derecho divino rara vez se tradujeron literalmente en un absolutismo total."

 

Hermosísimo

Dim lights Embed Embed this video on your site

 

La ciencia de la enfermedad

Bueno, pues  estaba leyendo hace poco sobre nuevos descubrimientos en materia de medicina genética.   Hay muchas enfermedades como la esclerosis múltiple, la bipolaridad, etc., que no se muestran hasta cierta etapa en la vida de los individuos afectados.   Y se han identificado una pléyade de enfermedades en los últimos tiempos.   Desde el origen viral y hasta bacterial de muchos cánceres (por cierto el cáncer en sí no es una enfermedad son más de 200 enfermedades distintas que son llamadas con ese nombre), hasta enfermedades sofisticadas y muchas veces dolorosas que afectan a unos cuantos individuos de la especie.

Anteriormente se creía que los virus atacaban a las células (y muchas veces mutaban y vivían de ellas) y las infectaban y eso era todo.   Se ha descubierto últimamente que los virus no solamente atacan las células para infectarlas, sino que hay virus cuyo código pasa de una generación a otra.    De forma que muchos individuos que tienen MS (el cual está en vias de probarse que es un virus transmitido genéticamente) transmitirán la enfermedad a su descendencia no por un defecto en los genes, sino por un virus genético.  Y es que los científicos están probando que los individuos tienen segmentos o uno o varios de esos virus genéticos dentro de sus células.    Eventualmente al ser activado, tal vez por eventos de la vida, ambientales, hormonales, eso sí quién sabe, un individuo perfectamente sano, llega a enfermarse, de la noche a la mañana.

Creo que esa es hasta ahora, la explicación más lógica de por qué individuos perfectamente sanos, amanecen un día con una enfermedad crónica e incurable.

Y eso me hace recordar Exodo 20:4-6 en donde Dios, antes de que la genética o la medicina tal y como la conocemos ahora (en los tiempos antiguos, la medicina era una rama de la superchería) existiesen:

No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.   No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

Quién sino sólo Dios, que creo al hombre, sabía en ese entonces sobre las leyes de la herencia?     Y lo que les cuento es lo que se ha descubierto hasta ahora, quién sabe en un futuro ¡cuántas cosas más que corroboren la veracidad de la Biblia y la sabiduría de Dios se llegen a conocer y a descubrir!

 

Empatía

A veces nos preguntamos el significado de la palabra empatía. La empatía es identificarse con otro ser humano en su situación de vida, en su sufrimiento, de tal manera que no sólo simpatizamos con esa persona, sino que también no la juzgamos y en cierta forma sentimos su frustación, o dolor, o angustia. Normalmente nuestra empatía crece con el tiempo. De manera que cuando somos más jóvenes nos es difícil empatizar con el sufrimiento, ya que no lo hemos padecido.

En la Biblia Jesús contó la parábola del Buen Samaritano. Un hombre fue herido y estaba agonizando al pie del camino. Entre los que pasaron y lo vieron con indiferencia estaban un sacerdote y un fariseo, los religiosos, los buenos, de ese tiempo. El único que se compadeció de él lo recogió del camino y lo atendió fue un samaritano, uno de los "malos" para los judíos del tiempo de Jesús. De esta forma Jesús dió un ejemplo de empatía y también de que muchas veces los buenos son malos y los malos buenos.

Creo que yo he empatizado con mucha gente en mi vida, y entre más pasa el tiempo y más experiencias, tanto buenas como malas, y enfermedades he pasado más trato de hacerlo. De forma que ni siquiera la mala fortuna de la gente que me ha hecho daño (muchas veces sin intención) me da gusto.

Hace muchos, muchos años cuando estaba a punto de dar a luz de mi hijita, estaba con dolores de parto, cada vez más seguidos. Como hacía frío pues era a principios de enero, estaba caléntandome en el solecito del patio delantero en casa de mi suegra. Doña Juanita, la vecina, supongo que al verme la cara, me preguntó que tenía. Era obvio por la panzota que estaba embarazada (aparte ella ya lo sabía) y le dije que tenía las contracciones bien seguidas y que no había dormido del dolor. Ella, siendo madre de 5 o 6 empezó a sudar de la tensión. Sin decir palabras, doña Juanita me había mostrado empatía.

Asimismo, hace poco, una chica muy joven, con poca experiencia laboral, empezó a llorar en un seminario para ayudar a buscar trabajo. Estaba desesperada, sin dinero, sin trabajo, con una bebita de meses y un ex marido que estaba peleando su custodia. Había otra mujer de mi edad en el seminario. Las dos sentimos profunda empatía por su situación. Los hombres en el seminario no.

Aunque la empatía es universal, hay situaciones que solamente las mujeres podremos entender totalmente.

 

 

La escritura en la pared

La historia de Daniel (no el tío de mi hija, sino el Daniel de la Biblia) es apabullante.    Israel había sido conquistado y llevado cautivo a Babilionia por Nacubodonosor.    Daniel surgió en esos momentos de opresión para el pueblo judío.   Era un hombre fiel y fue consejero durante el reinado de Nacubodonosor quien tenía un gran respeto por Daniel pero sobre todo por Jehová su Dios.    El hijo de Nabuco (de cariño) no sabía nada de esto.  No sabía del gran poder del Dios verdadero, ni tampoco le temía.   Tomó los utensilios que habían sido usados para el culto de Jehová y los uso en un pachangón de locos.   Era ya de noche, en medio de la pachanga algo terrible sucedió una mano salió de la nada y escribió en la pared unas palabras.

Nadie en el reino podía interpretarlas.   El hijo de Nabuco (Belsasar era su nombre) palideció y se estremeció.   La reina le sugirió traer a Daniel.   Daniel fue capaz de interpretar la escritura como sigue (Daniel 5)

"Y tú, no has humillado tu corazón, sabiendo todo esto; sino que contra el Señor del cielo te has ensoberbecido, e hiciste traer delante de ti los vasos de su casa, y tú y tus grandes, tus mujeres y tus concubinas, bebisteis vino en ellos; además de esto, diste alabanza a dioses de plata y oro, de bronce, de hierro, de madera y de piedra, que ni ven, ni oyen, ni saben; y al Dios en cuya mano está tu vida, y cuyos son todos tus caminos, nunca honraste.

Entonces de su presencia fue enviada la mano que trazó esta escritura. Y la escritura que trazó es: MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN.

Esta es la interpretación del asunto: MENE: Contó Dios tu reino, y le ha puesto fin.   TEKEL: Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto.  PERES: Tu reino ha sido roto, y dado a los medos y a los persas.     La misma noche fue muerto Belsasar rey de los caldeos."

Como todas las historias bíblicas, esta historia siempre debe recordarnos que la altivez de corazón y la obstinación delante de Dios puede traernos consecuencias desastrosas y que entre mayor poder Dios nos permite tener (tengamos o no conciencia de su presencia, las leyes divinas para el comportamiento humano, son tan universales y aplicables a todos los seres humanos como las leyes físicas -por ejemplo, la ley de la gravitación universal.  A Belsasar le fue dado gran poderío sobre reinos y personas, pero a ser un pésimo líder, perdió el reino y la vida ese mismo día.

¿Qué nos ha dado Dios?  Si nos ha dado liderazgo sobre otros, ¿cómo lo estamos ejerciendo?

 

La obediencia

Bueno, como podrán ver últimamente y debido a nuestra nueva adquisición perruna, estoy muy enterada de la vida canina.

Para poder disfrutar de un perro, realmente debe uno tener perros obedientes. Mi suegra tiene un corazón de oro y ha adoptado a través de los años una gran cantidad y todo tipo de animales. Algunos han sido buenos, otros regulares, y sobra decir, que otros han sido pésimos. Unos han sido inteligentes y otros tontos (cabe decir que generalmente entre más tontos su comportamiento era peor). De los buenos recuerdo al Edipo que tenía un corazón agradecido y además era inteligente. Como estos animales no vivían dentro de la casa y generalmente había 4 o 5 perros al mismo tiempo, nunca hubo mucho tiempo para entrenarlos.

Y créanme, ahora que vivo por estas latitudes y que tener un perro obediente y bien entrenado es prioritario para evitar demandas altísimas si el animalito muerde a otro perro o Dios no lo quiera a una persona o peor aún, a un niño.

En una ocasión un perro corriente llamado Dandy que no era precisamente de mi suegra, pero solía ser un comensal diario (sus dueños unos vecinos no lo cuidaban ni le daban de comer) causó un revuelo al morder a una amiga mía. (¿Te acuerdas, Chepis?).

Bueno, el chiste es que a pesar de que nuestro perrito está chiquito hemos tenido que empezar con el entrenamiento (Samson será un perro gigantesco). Como buen cachorro a veces obedece, otras no. Y cuando no necesitamos ya sea regañarlo o darle una correción del tipo César Milán (corrección física, que lo sienta pero no lo lastime). Si el perro es inteligente, requerirá de menos correciones, si es tonto de más. Samson es inteligente. Después cuando aprende que un cierto sonido significa correción, él solito modifica su conducta.

Así nos tiene que tratar Dios a veces. A veces me veo a mi misma, tan pero tan parecida a Samson: testaruda, cometiendo los mismos desmanes una y otra vez. Yo estoy convencida que cuando la correción viene, al igual que a mi me pasa con Samson, Dios se siente mal de corregirme y de que tenga que sufrir las consecuencias de mi desobediencia; pero la corrección es necesaria para que eventualmente me vaya transformando en una persona, tal vez no mejor, sino que se mete menos en problemas y causa menos problemas.

Bueno, Samson ahí la lleva... y creo que yo también.

 

Vida de Perros

Por primera vez en mi vida, invité a un perro a mi casa.  A mi papá no le gustaba tener animales en casa (bueno a veces me decía que yo era su mascota, de chiste) después con mi hija tuvimos un par de gatos que quisimos mucho, pero nunca un perro.  Y es que los perros y los gatos son harina de diferente costal.  Los gatos, indiferentes, casi tienes que rogarles el ser tu mascota, no se pueden entrenar, no aprenden a dar la manita, los perros quieren agradar.    Existe la fama de que los gatos son más listos que los perros, y mi hija y yo siempre lo habíamos creído así, pero estaba equivocada.  

Los perros son muy inteligentes, solamente que hablan un idioma diferente.   Son animales que viven en manada, y como tales, tienen un orden jerárquico.   El tener un perro (y también leer mucho sobre el tema, pues no quiero que el perro se me trepe a los bigotes, y al rato le tenga que pedir al perro permiso para sentarme en mi sillón) me ha permitido comparar la vida en una manada perruna con nuestra vida en los grupos (manada) humanos.  

La manada perruna, tiene un líder, el macho alfa, y de ahí para abajo hay jerarquías.   Los más abusados, los más picudos (literalmente, pues los de mejor mordida tienen más posibilidades), los más aventados, son los que están arriba en esa jerarquía.   El líder es firme, y mantiene el orden, es dictador pero no abusivo.   Tampoco es indiferente.  El es el encargado de mantener la paz en la y el orden jerarquía de la manada.  El es el que come primero y el que decide el camino a seguir.   Los demás, los seguidores, se guían sin chistar en su buen criterio.  Me pregunto si hay entre los perros machos alfa chafas (como entre los humanos hay jefes chafas -hace poco me topé con uno).    Los demás deben respetar la jerarquía.  Si un perro no se comporta, se le corrige o se le ignora

Muchos de los problemas que tenemos con nuestras mascotas perrunas es que los queremos tratar como niños.  Muy alejado está esto de la verdad.   Debemos visualizarlos más bien como nuestros subordinados en un empleo.  

A poco si somos los jefes, dejamos que el subordinado dirija el concierto.  No!   En el caso de los perros debemos hacerles notar que nosotros somos los dueños de sus jueguetes.  Alzándolos y permitiéndole usarlos.   También nosotros al servirles la comida, les decimos cuándo deben empezar a comer.   Al salir de la puerta, nosotros tenemos que ser primero, y luego el gato (digo el perro).   De tal manera que para que un perro no se nos trepe a las barbas y termine siendo el jefe, debemos actuar como actuaríamos si no hubiera reglas de urbanidad (el burrito por delante). 

Una experiencia reciente (con seres humanos) me mostró más de cerca la vida en manada.  Y saben, lo que nos diferencia de nuestras mascotas, entre otras cosas, es la empatía y el altruísmo, la capacidad de ponernos en el lugar de otro, la capacidad de ayudar a los que más nos necesitan.    Cuando hacemos a un lado estos dos elementos, nuestras relaciones pueden hacernos más parecidos a nuestros perrunos amigos que a los seres con un espíritu superior, hechos para ver al cielo y vislumbrar Aquél que con su grandeza llena todo el universo.

 

La bendición

Anoche no podía dormir bien.   Y eso no es nuevo, a medida que pasa el tiempo pareciera que es más difícil conciliar el sueño.  Recuerdo que Liz Nuñez, que nos llevaba algunos años y que partió con Dios hace varios, nos decía que se levantaba a las 5 de la mañana porque ya no tenía sueño.   Hay días en que parezco tecolote, con los ojotes abiertos de noche.

Bueno pues en ese estar entre sueños en que me dormía y no me acordé de la bendición que Dios dió a Abram cuando le ordenó dejar su lugar de nacimiento (Ur de los Caldeos) para ir como peregrino y extranjero a una nueva tierra (Canaan, que después llegaría a ser Israel).   Esto sucedió hace más de 4000 años.  

¡4000 años! Durante todo ese tiempo Dios ha cumplido su promesa.  Ningún pueblo de la tierra que ha emigrado y que se ha dispersado en una forma tan total y contundente como el pueblo judío ha podido superar la fuerza del tiempo.   Etinas enteras se han desintegrado, o han sido diezmadas o han sido absorbidas por los pueblos anfitriones.   No así el pueblo judío.   De un sólo hombre Abram, salió un pueblo que se ha dispersado en todos los confines de la tierra y que luego de casí 2000 años (Israel dejó de existir en el año 70 después de Cristo y volvió a surgir como un estado en el año 1948) ha resurgido como el Ave Fénix -de la nada.   ¡Eso es un milagro!

Esta es la cita de Génesis 12:1-3 sobre esa gran bendición:

Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.  Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.   Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Dijo el salmista (Salmo 27:13): Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes.  

La promesa de bendición de Dios es para el futuro (y serán benditas en ti todas las familias de la tierra), pero también para el presente (veré la bondad de Dios en la tierra de los vivientes).

Esta es una gran promesa para los que aman a Dios y emigran a otro lugar, en donde siempre serán vistos como extranjeros y peregrinos.  Para aquéllos con el corazón en dos lugares, porque un pedazo de nuestro corazón se quedó enterrado en nuestra tierra madre.   Esta es la promesa de Abram y el pueblo judío y la mía.    Dios lo bendijo, y me bendice también a mi. 

 

Paz en la Tormenta

Hace mucho, mucho tiempo ya (más de 15 años creo... el tiempo pasa), leyendo la Biblia (recalco como dijo el Hermano Jorge, es un periódico) leí lo siguiente (en Romanos 12) sobre el perdón:

"No paguéis á nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si se puede hacer, cuanto está en vosotros, tened paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos; antes dad lugar á la ira; porque escrito está: Mía es la venganza: yo pagaré, dice el Señor.  Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber: que haciendo esto, ascuas de fuego amontonas sobre su cabeza.  No seas vencido de lo malo; mas vence con el bien el mal."  Romanos 12:17-21

Este pasaje trata de no tomar la justicia en nuestras manos (la acción de vengarse), de dejar nuestra afrenta a Dios y él se hará cargo.   

Sin embargo, esto es sólo para que nuestras acciones no nos lleven a la venganza.   Dios quiere que vayamos más allá de esto.   A través de toda la Biblia, vemos que Dios conoce nuestros corazones, nuestros pensamientos más escondidos y aún nuestras intenciones.  Más allá de justificaciones y de la palabra hablada, Dios sabe qué nos motiva a hacer o a decir las cosas.   Y habiendo pasado la tormenta él quiere que vayamos más allá de lo que dice Romanos 12, (1) no sólo no vengándonos, esperando que Dios haga su trabajo y sea él que dé el castigo, (2) sino perdonando al ofensor y en una tercera etapa (3) no deseando que el ofensor sea castigado ni alegrarnos si cosecha lo que plantó.

Porque es una ley moral de Dios tan inquebrantable como las leyes de gravedad que recibamos castigo cuando nuestras acciones o nuestras motivaciones egoístas nos llevan a dañar al prójimo, pero debemos recordar que tanto el que nos ofendió como nosotros somos dignos de la misericordia y el perdón de Dios.

De ahí que Jesús señaló en Mateo 18:21-35 la importancia de perdonar al prójimo.   Pero qué es el perdón, es una oración de dientes para afuera o sólo decirlo, ¿o es más bien la expresión completa y contundente de nuestro ser, que viene desde dentro de nosotros, que purifica nuestra alma y la libra de todo rencor y enojo?

Yo sé que el perdón es un proceso que si nosotros permitimos, puede llegar a ser una expresión de amor y empatía que nos hace un poquito mejores cuando con la ayuda de Dios permitimos que se aplique a nuestra vida.

 

 

 

La Traición

El otro sábado estaba leyendo en el Evangelio de Mateo (Mateo 26:21-25, Mateo 27:3-10) acerca de la traición de Judas a Jesús.     Y bueno, en muchas ocasiones he leído ese pasaje pero ese día en especial me llamó la atención un detalle de ese pasaje.   Jesús sabía que iba a ser traicionado y también sabía específicamente que Judas lo iba a traicionar y por tanto, lo confrontó.

Lo que le pasó a Judas fue que seguramente tenía algún enojillo con Jesús (tal vez por desperdiciado porque dejó que la mujer lo ungiera con perfume).    Con ese pretexto (porque siempre necesitamos pretextos para cometer acciones ruines) y teniendo en cuenta que los sacerdotes querían prender a Jesús sin tener motivos y sin Él ser un criminal, pudo haber pensado bueno, lo entrego, me dan la lanilla y luego lo sueltan, al cabo que no ha hecho nada malo, y todos salimos ganando 30 monedillas de plata.

Sin embargo, sus suposiciones se basaron en una premisa equivocada y era que como Jesús no tenía cola que le pisaran no lo podían condenar.   ¡Qué poco conocía Judas la naturaleza humana! y es que cuando alguien te quiere perjudicar, aún el pretexto más pequeño se puede hacer gigantesco para fregar al prójimo.    Esto le pasó a Jesús.   Los sacerdotes querían deshacerse de Él a toda costa y bueno como tal, pusieron testigos falsos para poder acusarle, a él, quien era totalmente inocente.

Al ver Judas que la había regado, regresó las 30 monedas y se ahorcó.

Como les he dicho La Biblia es como un periódico.   Justamente el sábado pasado había estado meditando acerca de este tema.   Ayer perdí mi trabajo y saben,  fue un despido injustificado. Mi confianza fue traicionada.  No sé que me dolió más el perder un trabajo en el que había puesto un poquito de mi corazón o el sentir que mi confianza fue totalmente traicionada, que mis palabras y mis acciones  fueron malinterpretadas a la conveniencia de otros.   Es el riesgo que conlleva el vivir relaciones totalmente superficiales vs. relaciones verdaderamente humanas.

Yo sólo perdí mi trabajo, pero Jesús perdió la vida.   De ahí el pensar dos veces en las consecuencias que conlleva el traicionar la confianza de los demás.

Esta situación tuvo efectos desastrosos en mi vida laboral y para mi autoestima.     Es por eso que a últimas fechas la gente lleva relaciones totalmente frías e impersonales (sin sentido para mi gusto), pero eso también viene en la Biblia.  En Timoteo Pablo dijo que en los postreros tiempos habrá ese tipo de personas, sin afecto natural.

Bueno los dejo con un pensamiento del poeta argentino José Hernández quien en el Martín Fierro (José Hernández era cultísimo pero puso los pensamientos en el lenguaje de la gente del campo argentino de ese entonces)

-Un padre que da consejos
Más que padre es un amigo;
Ansi como tal les digo
Que vivan con precaución:
Naides sabe en
que rincón
Se oculta el que es su enemigo.

 

Marco Polo o El Libro Vaquero

Por estos lares, hay un jueguito de niños que se llama Marco Polo. Es tipo gallinita ciega pero, para buscar a la gente una persona dice Marco y la otra Polo. Cuando era chica, los viajes de Marco Polo me encantaban. El hecho de que Marco Polo, un viajero y comerciante haya viajado en condiciones dificilísimas navegando desde Venecia hasta el Medio Oriente y luego por distintos medios de transporte cruzando el Asia Continental (en esa época todavía se creía que el mundo era plano, no se había descubierto América y no había otra forma de llegar a China más que cruzar todo Asia) era toda una aventura. Y ahí de pilón, y según la historia, se relacionó con Genghis Khan que fue para esa región del orbe lo que Alejandro el Magno fue siglos antes.

Y bueno hasta se dice que Giotto, el más importante pintor de la época fue influenciado por estas historias, ya que en su Adoración de los Magos, su imaginación lo llevó a pintar un camello, animal que nunca vio, guiándose únicamente por las descripciones del viajero.

El otro día viendo un documental con eruditos conocedores del tema, se puso en tela de juicio la existencia de Marco Polo. Y es que ni siquiera se sabe cuál fue el volumen original de los Viajes de Marco Polo. De hecho, este libro de aventuras ha aumentado de tamaño exponencialmente a través de los siglos. Uno de los libros más antiguos es un librito delgadito y chiquito; en una de las ediciones más frecuentes, Los Viajes de Marco Polo es un librote del tamaño de una enciclopedia.

Estos eruditos han estado hurgando en los anales de la historia, y no han podido encontrar en registros de Venecia o China, referencias directas a Marco Polo. Es cierto que en Venecia existía una familia Polo, que eran comerciantes (pero quién no era comerciante en el Venecia de entonces) pero en ningún lado un Marco Polo. En China ni se diga. Ni una palabra.

Algunos de estos eruditos llegaron a una conclusión, que sí hubo viajeros venecianos a China, que definitivamente Marco Polo (si existió) no fue el primero ni el único y que muy posiblemente es el resultado de una novelucha de aventuras de la época, del tipo Corín Tellado o Lágrimas y Risas. La pátina del tiempo ha graduado a Los Viajes de Marco Polo de Libro Vaquero a un hecho histórico en donde el protagonista fue algo así como el Kissinger de su época.

P.D. El cuadro de abajo es de Giotto.     Los animalejos de la izquierda son los camellos en potencia.  Los ojos de dichos animales son ¡azules! (¡Y dicen que nosotros tenemos imaginación!

 

Matándome Suavemente o Tus Baterías

Recuerdo que había una canción en los 70 que se llamaba matándome suavemente con tu canción. Pues hay otras formas menos sutiles y poéticas de matarnos a nosotros mismos, y no sólo a nosotros mismos, a nuestros padres, a nuestras esposas, a nuestros esposos, a nuestros hijos y a toda la flora y fauna que nos rodea.

Esta forma es no cuidando nuestro medio ambiente. Y podemos decir que nosotros no tenemos poder para proteger nuestro ambiente, que eso le toca al gobierno y a las grandes compañías, pero estamos equivocados. La tierra es nuestro habitat y no sólo de nosotros sino de millones de seres y Dios nos dio la mayordomía, o sea el cuidado de nuestro ambiente. El consumo masivo está acabando con la tierra. Y una simple acción puede ayudarle como reciclar las baterías. Les anexo un artículo interesante que me llegó por correo. Creo que todos podemos tener un contenedor para las baterías, y buscar un lugar donde hagan acopio de ellas para un posterior reciclaje. No seamos flojos, nosotros somos parte de la solución.

Les invito a que eviten tirar las pilas a la basura como normalmente lo hacemos, ya que UNA SOLA PILA de las que utilizan los relojes de pulsera pude contaminar toda el agua de una PISCINA

Con el pequeño tiempo que le dediquemos a los residuos que NOSOTROS MISMOS generamos, ayudaremos a que La Tierra que heredarán nuestros hijos y nietos sea al menos como la que recibimos cuando nosotros éramos niños. Como medida preventiva la manera como se deben tirar la pilas es la siguiente :

  1. Habrá que sellar los 2 polos de las pilas con una cinta adherible, puede ser de papel como la que usan los pintores.
  2. Habrá que depositarlas en botellas de plástico de refresco, cerrando muy bien la tapa una vez que esté completa de pilas.
  3. Cuando las tengas bien llenas, por favor entrégalas a una oficina de protección civil, a la municipalidad o centro de reciclaje. Esperemos que cada intendente coloque el recipiente adecuado para almacenar las pilas. Otro sitio al que podrías recurrir es a un FERRETERO de tu barrio, suponemos que ellos se encargarán de entregarlas para que sean utilizadas en la construcción de carreteras donde las aislaran entre capas de cemento y asfalto.

La estrategia será para evitar que se degraden y contaminen, ya que al estar en contacto con la tierra y la humedad las pilas liberan sustancias que nos envenenan, como el mercurio y que pueden ocasionar entre otras muchas cosas, que nos afecta a la pérdida de la memoria. Las pilas liberan sustancias en la tierra, ellas cuando llueve se van filtrando hasta llegar a los mantos acuíferos, contaminando así el agua que utilizamos como también contamina todo lo que se siembra y se cosecha

Por favor hagamos conciencia y pongamos nuestro granito de arena para evitar seguir contaminando este suelo que nos permite vivir, ya que el daño es irreversible. Por lo menos tratemos de frenarlo. Los seres humanos no representamos ni siquiera el 1% del bio-sistema… ¿ Cómo es posible que siendo tan poca la proporción estemos destruyendo el hábitat de todos los trillones de especies que lo habitamos ?

Si las personas que tienen que recepcionar los residuos de las pilas, no lo hacen …habrá que reclamarles de todas las formas posibles, para que contribuyan con este cambio social. El planeta sigue sufriendo, ya que según las investigaciones no le queda mucho tiempo de vida si seguimos con este afán de destruirlo.

 

Está en Griego

Hace tiempo vi una película que se llamaba Casarse...está en Griego.  El papá de la chica decía que todas las palabras vienen del Griego.    Hoy se me ocurre que de la misma manera, todas las respuestas de la vida vienen de la Biblia.  El Hermano Jorge decía que la Biblia es como un periódico,  que nada más hay que saber cómo leerlo.   Bueno, el primer ingrediente para saber leerlo es la fe.  Si sabemos buscar, todas las respuestas sobre Dios, la vida, la muerte y todo lo que atañe al ser humano lo podemos encontrar ahí.   Y eventualmente encontramos cosas que ni siquiera estábamos buscando.   

Muchos ponen en tela de juicio la veracidad de la Biblia debido a que la historia que se registra ahí es tan antigua, que es anterior a todo registro histórico.   Sin embargo los últimos hallazgos arqueológicos y antropológicos han confirmado muchos de los pasajes de la Biblia, que antes estaban en tela de juicio porque iban más allá de nuestro conocimiento y comprensión.

Por ejemplo existe un pasaje en Génesis 6 que mucha gente ha tratado de explicarse y se han dado las más diversas explicaciones a este pasaje y es el siguiente :

6:1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 6:2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 6:3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. 6:4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

La gente se ha preguntado quiénes eran esos gigantes.  En una revista científica estaba leyendo sobre los Neanderthal que era un grupo de homínidos diferente al Homo Sapiens (o sea nosotros), y quienes vivieron simultáneamente que los Homo Sapiens.    Se han encontrado muchísimos huesos de estos Neanderthal (y no eran gente jorobada, sino extremadamente grandes y musculosos -gigantes para los Homo Sapiens (o sea nosotros), o los hombres en el texto de la Bilblia-).   También en el artículo decía que hubo una mezcla de Homo Sapiens y Neanderthal y parece que sucedió primero en el Medio Oriente.   En fin, leyendo sobre este grupo que vivió hace 40 mil años o más y que ya se encuentra extinto, y del cuál se sabe desde los 1800 pero ahora, con la tecnología del ADN se ha podido corroborar si eran humanos (Homo Sapiens) o no, me llamó la atención lo siguiente.

  • Vivieron en todos lados menos en Africa, los africanos no tienen ADN Neandertal
  • Los seres humanos tienen de 1 a 4 por ciento de ADN Neanderthal.  Se mezclaron primeramente en Medio Oriente, donde el relato Biblico se lleva a cabo
  • Están extintos
  • Eran grandísimos y supermusculosos
  • Vivieron simultáneamente con los hombres y no eran humanos eran homínidos; su laninge muestra que no podían comunicarse tan eficientemente como los Homo Sapiens
  • Hubo muchísimos en Europa y estaban bien adaptados (eran grandes) para soportar el frío

De ahí confirmo lo que dije al principio, la Biblia es un periódico.   En el texto de Génesis 6:1-4 podemos ver que se hace una gran diferenciación entre los hijos de Dios (humanos, Homo Sapiens) y los Gigantes (Neanderthal?) y también sobre las hijas de los hombres y también sobre una mezcla de las especies que como para verificar el asunto pareciera se llevó a cabo en Medio Oriente!

Por cierto, en dicho artículo, se decía queno han encontrado el eslabón perdido, aquél que dice que los changos (que caminan con cuatro patas apoyándose en los nudillos de sus manos) son nuestros abuelitos.  ¿Será que no existe?

Así es que, cuando leamos acerca de Darwin, del eslabón perdido y otros cuentos, mejor leamos la Biblia, que es un relato verídico basado en hechos y no en teorías o santoaventuras.

 

Generaciones

Mi mamá me contaba que cuando iba a la escuela (en quinto, sexto, qué sé yo) le solían llamar la niña sintética porque tenía mucha habilidad para la palabra escrita. Ella pertenecía a una familia acomodada, así que a diferencia de muchas mujeres en México y en el resto del mundo a mediados de los 40, ella tuvo la oportunidad de tener educación primaria y estudiar para secretaria. A pesar de haber ido la escuela, su papá –entonces viudo- nunca la dejó trabajar, se dedicó a ser el ama de casa y a atender a su papá y a sus hermanos. Luego se casó con mi papá. Mi mamá nunca necesitó trabajar en su vida de casada. Y nunca lo hizo. Fue una lástima porque, a pesar de que la sociedad de su época le estigmatizó como poco inteligente (como a casi todas las mujeres), mi mamá es una mujer muy brillante que gustaba de escribir largas cartas para dar vuelo a su creatividad, que pintó cuadros, que aprendió música y que hizo sus propias declaraciones de impuestos –calculando los impuestos manualmente, sin calcuadora, sin computadora- hasta los 80 años (hoy ha sido aliviada de esa carga por un contador).

Por cierto, ella tenía unas amigas de buena posición social y económica (familia grande de aquellos tiempos) que en edad correspondían a la generación de su mamá.    Cuando 3 o 4 de ellas tuvieron la desgracia (o la fortuna, como uno quiera verlo) de quedar huérfanas de padre y solteras (calculo, por la edad de ellas a fines de los años 20 o principios de los 30 -1900's no eran tan viejitas-) tuvieron que salir a trabajar (de maestras de colegio bueno y empleadas de almacenes de prestigio, no siendo ingenieros, abogadas o doctoras).   Los conocidos y allegados en su círculo social las criticaron bastante porque tuvieron que degradarse ¡a tener un trabajo honrado!   Era una deshonra para una señorita de sociedad el tener que trabajar.  Pero ni modo, tenían que tragar. 

Tal vez casos como la escritora Aurora Dupin (que escribió bajo el seudónimo de George Sand) en los 1800 sucedieron porque en un momento de crisis todos los hombres en la vida de estas mujeres les fallaron, y tuvieron que salir al mundo y rascarse con sus propias uñas.    Afortunadamente en la actualidad (y en el occidente, todavía hay muchas atrocidades en los países árabes y en Africa, por ejemplo) las mujeres pueden educarse y trabajar.

En mi generación ya era más común que las mujeres estudiaran una carrera corta, y no sólo eso, sino la secundaria y en ocasiones la prepa y hasta una carrera universitaria (¡queridos Poli y UNAM que hicieron la educación accesible!), eso dependía de la visión de cada padre de familia. Mi papá vislumbró en ese entonces (fines de los 60 y principios de los 70) que era importante que yo estudiase inglés, y que trabajara (ya se notaba más visión que en la generación anterior), pero como no vio mucha inclinación hacia algo en mis años pre-adolescentes decidió que yo iba a estudiar adivinen qué... secretaria (y sin estudiar la secundaria que era ya casi un estándar en ese entonces). El todavía tenía la idea que si me veía flojear a mis 12 años, sólo era buena para trabajar. Y no me quejo ahora, entre el inglés y la carrera de secretaria no me fue nada mal en la vida, además a través de los años (y de las computadoras) cada vez me gusta más mi trabajo (a mi me gusta hacer tareas diferentes, y esa es una de las bondades de ser secretaria).

Tal vez yo hubiera sido un buen ingeniero en sistemas, pero en ese entoces no existían las computadoras. Al menos fui más afortunada que mis cuñadas que no tuvieron más que educación primaria (siendo casi de mi misma generación) por el simple hecho de ser mujeres. Sólo los hombres en la famila tenían derecho de cursar una carrera universitaria; paradójicamente siempre he considerado a las mujeres de esa familia muchísimo más emprendedoras que los hombres.

Y ahora, voy a la siguiente generación, mi hija. Les confieso que siguendo la tradición de todo padre, pensar que lo que a mi me gusta es lo mejor para mi hija, a mi me hubiese gustado que fuese ingeniero, o ingeniero en sistemas (ella es bastante buena con las matemáticas) o chef (que tiene un buen campo de trabajo –tristemente en la actualidad hay que considerar la sobresaturación laboral como un punto de selección de una carrera). Cuando le propuse esas opciones su respuesta fue “no quiero ser ingeniero, y no me gusta cocinar (hasta la fecha la cocina es un mal necesario en su vida). Finalmente estudió mercadotecnia y administración. También comenzó a escribir en una manera mucho más seria que mi mama y yo (va a un taller de escritura y ha escrito cuentos y poemas hasta la fecha) También trabajó de maestra. El otro día me dijo que quería estudiar una maestría en administración pública y ser maestra. Eso sería lo último que yo haría, pues no me gusta trabajar para el gobierno y soy una pésima maestra (pregúntenle a Gema y a Jorge sobre mis fallidos intentos de ser maestra de inglés).

El darte cuenta que tus hijos son un ente muy separado a ti, con personalidad propia y que casi siempre es totalmente opuesta a la tuya es un proceso largo. En el caso de mi papá y mi mamá (que son ordenadísimos y puntuales) era tener una hija totalmente desordenada e impuntual (a la fecha he desterrado el uso del reloj de muñeca para siempre, ahora uso los relojes de la computadora, del coche y del teléfono), y en mi caso una hija a la que no le interesa la computación y que tiene mala memoria (la mía es excelente). Mis papás tarde en la vida aprendieron a apreciarme como soy, yo gracias a Dios empecé a apreciar a mi hija hace muchos, muchísimos años, cuando, descubrí que detrás de esa mala memoria existía una persona de hermosos sentimientos, leal y madura, que me ayudó y todavía me ayuda, a sortear los malos momentos de la vida con su optimismo y con nuestras pláticas. Ella ha sido un verdadero regalo de Dios, y yo probablemente lo he sido de mis padres, espero.

 

Relaciones Humanas

La Biblia es básicamente un libro de relaciones. De relaciones con Dios y también de relaciones humanas. Una de las historias bíblicas que a mi parecer es de las más conmovedoras de la Biblia está en Hechos de los Apóstoles. Ahí se nara cuando el apóstol Pablo se encuentra en la ciudad de Mileto (cerca de Efeso, Hechos 20: 17-38, vale la pena leerlo) a la orilla del mar. Su idea es ir a Jerusalén a sabiendas que va a sufrir cárcel y penalidades. Las personas que están con él son cristianos también. Cuando él les informa que irá a Jerusalén y sufrirá prisiones y afrentas, todos sus hermanos cristianos tratan de disuadirlo de no ir. El sabe que debe cumplir el mandato de Dios, a pesar de las consecuencias. En un acto de despedida, el grupo se arrodilla en la playa para orar a Dios y despedir a Pablo.

Este es uno de los tantos ejemplos en donde se muestra que la Biblia es un libro de relaciones. De nuestra relación con Dios y también de relaciones humanas. De cómo deben ser las relaciones humanas.

En estos tiempos en donde la vida pasa tan rápido con teléfono, radio, televisión, Internet, celulares con 3G y 4G y quién sabe qué más chunches se inventarán, si paramos un momento el torbellino en que nuestras vidas están envueltas y nos empezamos a observar atentamente (en contraste con sólo ver) a nuestro alrededor, podemos ver el milagro.

Yo siempre he tenido en alta estima la relación con mis semejantes. Para mi es una fuente inagotable de fortaleza. El otro día recibí un email de una de esas personas, Jorge, alentándome a seguir adelante. Era un mensaje alentador, del corazón de

Dios. En esos mismos días encontré una tarjeta de presentación de su trabajo, después de muchos años de estar traspapelada; era como una confirmación del mensaje de amor de Dios. El, su esposa y su hija fueron un apoyo fortísimo en una época bien dura de la vida. Yo sé que ese mensaje está lleno de cariño y del amor cristiano que viene del corazón de Dios.

Hoy también hablé con Elvira. Mi amiga que me apoyó a principios de este año en uno de estos momentos bien difíciles de la vida. Las dificultades eran diferentes a las que viví cuando tenía a Jorge y su familia cerca, pero el cariño y amor crisitanos son los mismos.

 Con ella la relación ha sido todavía más cercana: lejos de mi casa, de mi pueblo, de mi familia, de mi idioma, en algo que se podría llamar el exilio, me he vuelto más sensible, escucho un poquito mejor (nunca he sido muy buena escuchando) y pude conocer todavía más de cerca el corazón limpio, abnegado y sincero de mi amiga. Una amiga a la que todos quisieran tener por amiga, una mamá a la que todos quisieran tener por madre, una esposa ejemplar, y una abuelita de lo mejor.

Y doy gracias a Dios de que su Palabra, además de ser la forma en que podemos llegar a conocerlo, es un libro de relaciones humanas: de cómo tener mejores relaciones humanas, de cómo llevarnos mejor, de cómo poder conocer y comprender a los demás.

 

 

Arbitro de la Elegancia

Había en la Roma imperial un hombre llamado Petronio Arbiter.   Se cree que escribió una novela llamada Satiricón.  Yo la leí hace muchos años, antes de que decidiese que leer la Biblia era más productivo y reconfortante que leer ese tipo de libros.   Ya no recuerdo el contenido del libro, supongo que ha de haber sido tan intrascendente que no valía la pena dedicarle una neurona siquiera.   Lo que si me impresionó fue la biografía del tal Petronio, pues además de ser un hombre disoluto y era muy allegado al emperador Nerón.  Como muchos de los allegados a él, o sea los altos políticos de la época, sufrió la triste suerte de morir -no sólo políticamente, sino literalmente- al caer de la gracia de su patrón ¡qué suerte, políticos del PRI, PAN, PRD, Repúblicanos, Demócratas, Liberales, Conservadores, etc, etc, etc, que ya no vivimos en esas épocas!    Bueno, mientras estaba vivito y coleando, el hombre era tan elegante, tan elegante (para los estándares romanos de los cuales hablaremos luego) que utilizaron su apellido y lo designaron el primer árbitro de la elegancia, o sea para traducirlo a términos modernos, el primer fashionista reconocido de la historia.

Ese dato, aunado a la descripción de la moda que estableció, fue lo que quedó de la lectura del Satiricón.  Y es que el usaba sus togas (como todos los romanos), pero en lugar de las sandalias planitas como zapatos de piso usaba tremendas plataformas con las togas.   La idea de un hombre con vestido largo y plataforma se ha quedado grabada en mi mente.   Y es que es pura imaginación, pues no existe ninguna pintura (menos fotografía) o estatua que lo muestre vestido así.

Había hace muchos años un comercial con Alejandro Suárez (mexicano) en donde mostraba zapatos de plataforma (al estilo de los 70, o sea go-go) masculinos, tremendos zapatos chatos con un taconzote, y recuerdo que decía en el comercial "punta y talon, punta y talón, para el levantón (no sé si el levantón quería decir ligar muchachas o incrementar la chaparra estatura) pin pón".  El comercial y el logo eran un tanto absurdos, pero por azares del destino mi mente hizo la conexión con Petronio y sus plataformas (yo leí el Satiricón, muchísimos años antes del comercial) y los zapatos para el levantón.    Ahora, cada vez que veo zapatos de tacón o plataforma especialmente en hombres, en mi mente empieza a sonar el estribillo de Petronio "punta talón, punta y talón..."

Y creo que fue en el Satiricón o en algún otro libro de esa época en donde se exaltaba la belleza de una muchacha que tenía las cejas juntas (parece que el tener las cejas juntas era un razgo sumamente sexi).   Eso me hizo recordar a Mary Pickford, una estrella de Hollywood del cine mudo, y sus labios chiquititos en forma de corazón que era la sensación en los años 20 y principios de los 30, y también a Reubens y sus matronas encueradas, gordísimas y de carne fofa, y también más recientemente a las modelos flacas, que digo flacas, flaquísimas: espiriflaúticas, y de paso trompudas tipo Angelina Jollie (que contrastan con la boquitititita de Mary Pickford) y concluyo que, el concepto de belleza (al igual que la moda) es relativo a cada generación y es un fenómeno cultural ligado de paso -a últimas fechas-  a la mercadotecnia.

No sé qué ropa usaría Petronio si hubiese vivido en esta época, tal vez sería un dark o un dandy, o cómo sería la boca de Mary Pickford en la actualidad o las cejas de una mujer romana o las de Frida Kalho o las lonjas de las modelos de Reubens.    Lo que sí se, es que, así como muchas otras cosas en la vida, hay muy pocos absolutos (siendo Dios uno de los pocos, sino el único) y ningún árbitro de la elegancia fuera de Petronio, que se lo debe al apellido y a un par de zapatos para el levantón y tal vez al hecho de que su uso era porque más que tratar de ser elegante quería disimular lo chaparro.

 

Funes el Memorioso

Creo que en la ducha es cuando vienen a mi las mejores ideas.   Esta mañana estaba pensando en muchas cosas que quería escribir y todas se resbalaron junto con el jabón y se fueron por el caño. La única que se quedó fue un cuento de Jorge Luis Borges (Borgués según nuestro querídisimo ex-presidente Fox) que se llama Funes el Memorioso.    Trataba de un hombre que tenía tan buena memoria, pero tan buena memoria que se la pasaba acordándose de todo y ésto ocupaba su vida entera, ni siquiera podía pararse para tener una vida real, porque su memoria no lo dejaba vivir.    En cierto modo yo me identifico mucho con ese personaje pues mi memoria es bastante buena, y sobre todo últimamente (no lo hacía antes, cuando estaba en México), paso un rato del día recordando mi pasado en México (y en cierto modo, aunque yo sí me paro y voy diariamente a vivir la vida real, mi corazón está muy lejos, en mi México).  

Y hablando de Jorge Luis Borges, quien para mi gusto ha sido uno de los mejores -sino el mejor- escritores de latinoamérica, quien nunca obtuvo un Premio Nobel (el decía que no se lo daban porque los del Premio Nobel eran comunistas y el de ultraderecha) y era traductor y un lector incansable, por azares de la vida (que siempre nos manda algo para no ser demasiado altivos), quedó ciego en sus últimos años... ya no podía leer ni escribir por sí mismo, necesitaba de un lazarillo para moverse y para realizar lo que más amaba.   Igualmente, Beethoven quedó sordo y compuso su 9a sinfonía estando totalmente sordo, sintiendo sólo la vibración de las notas musicales.   Mozart, que fue un genio musical desde los 6 años, murió siendo joven, aplastado por las inútiles intrigas de un envidioso.  Y así la lista es interminable...   En mi caso, este dolor constante que padezco ha hecho que no pueda hacer las cosas que antes disfrutaba inmensamente, yo no soy un genio, no tengo de que enorgullecerme, pues el amor de Dios ha sido un regalo, no tenido que hacer nada para ganarlo; creo que el único fin es ser un poco más empática del sufrimiento de los demás.   Tal vez.

 

La Delgada Línea Roja

Recuerdo que hace muchos años había una película de guerra que tenía ese título.  Nunca la ví así es que no sé de lo que se trata.   Sin embargo creo que ese título describe muy bien la delicadeza de las relaciones humanas.   Muchas relaciones humanas han quedado estancadas, rotas y hasta envilecidas porque en algún momento alguna de las personas en esa relación (o ambas, o todas) cruzó la delgada línea roja.   Algunas veces cruzamos esa línea por falta de tacto (a mi me pasa seguido eso, mi hija dice que digo cosas que ay caray, hacen enojar a las personas).   A veces porque abrimos nuestra bocota cuando deberíamos cerrarla y otras veces porque no la abrimos y deberíamos haber dicho algo.    A mi me pasa seguido, y normalmente alerto a las personas que comienzan a acercarse a mi (especialmente en estas latitudes) de la singular naturaleza de mi personalidad, que después de mucha investigación y sólo a últimas fechas pudiera deberse a un síndrome de falta de atención (ADD en inglés), aunque mi hija dice que los expertos dicen que eso no existe.  Yo estoy segura que sí.   Y cuando como glúten parece esas enojosas características de mi personalidad parecen acentuarse.

Un día a principios de este 2011 estábamos mi hija y yo en la sala de espera de un traumatólogo y llegó un hombre que debido a varias caídas le costaba trabajo caminar.    El hombre era de mediana edad.  Nos contó sobre su viacrucis y de cómo llegó a esa triste situación.  Y cuando nos deseó Feliz Año Nuevo, yo respondí "pues ni tan bueno para usted".   Mi hija me regañó con un codazo (yo sabía que el codazo significaba que por enésima vez la había regado).      Reconozco que no fue de muy buen gusto, pero por lo menos no fue con alguien que estimo.   Es mucho peor cuando pasa con las personas que atesoro en mi corazón.    Por eso debo alertar a los que me conocen que puedo ser sumamente irritante y quizá hasta ofensiva.     Pero no lo hago de mala fe.   Y las personas que me conocen y aprecian lo saben.    A estas alturas de la vida, y sabiendo que eso no se puede cambiar, pienso que sin esta caracterísitica de mi personalidad, que es más duradera e inmutable que la apariencia (pues esa cambia y no para mejor pues se desgasta, sólo se desgasta) finalmente yo no sería yo, y si yo no fuera yo entonces sería otra persona.   Y quien sabe, ustedes ya no querrían ser mis amigos.

 

La vida es breve - ἡ δὲ τέχνη μακρή

Ars longa,
vita brevis,
occasio praeceps,
experimentum periculosum,
iudicium difficile.

 El texto completo traducido al español del latín es :

El arte es largo,
la vida es breve,
la oportunidad es fugaz,
experimentar es peligroso,
el juicio es difícil.

Este es un aforismo originalmente escrito por Hipócrates en griego que reza así en griego:

Ὁ βίος βραχύς,
ἡ δὲ τέχνη μακρή,
ὁ δὲ καιρὸς ὀξύς,
ἡ δὲ πεῖρα σφαλερή,
ἡ δὲ κρίσις χαλεπή.

Obviamente la versión griega no es pronunciable por estos labios mexicanos.   Que puedo decirles de la oportunidad es fugaz es igual a la oportunidad la pintan calva, del juicio es dificíl, podría decir no juzgues la paja en el ojo ajeno.  Olvidé esas dos citas hace muchos años de este texto que cayó en mis manos -junto con muchos otros en latín- hace muchísimos años cuando era una adolescente.  Creo que era parte de un suplemento del Larousse Ilustrado.   Me aprendí de memoria los primeros versos Ars Longa, Vita Brevis y también experimentun periculosum (y es el que siempre recito cuando hago algún experimentillo, ya sea en la cocina, o en la computadora, y sale mal).   Y quien iba a decir que muchísimos años después estaría aquí pensando en lo breve que es la vida... ahora sí que del dicho al hecho hay mucho trecho, pero creo que 35 años después he vivido ese trecho... y puedo asegurar que la vida es breve, tan breve como un suspiro.   También eso me hace recordar lo que Dios dijo a través del profeta Isaías (40:8): Sécase la hierba, cáese la flor: mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.   Y efectivamente más allá de nuestra transitoria y minúscula existencia esta Dios, que da sentido a nuestra existencia.    Y sobre el arte, bueno, es largo, como ejemplo, las ruinas de los mismísimos griegos y romanos.

 

Inversionista

En que inviertesNuestras inversiones reflejan a nuestras personas.    Y he de decirles que uso esa palabra porque invertir en algo es dedicar nuestro tiempo, nuestra atención, nuestro dinero, nuestro esfuerzo en alguna ocupación u objeto que a nuestros ojos, merece dichos cuidados.

A las personas que les gusta invertir en la bolsa de valores, lo que les llama la atención es el riesgo y la ambición.   Son del como los apostadores que van al casino teniendo en su mente la quimera del dinero fácil, junto con la adrenalina del riesgo de perderlo todo.    A otros les gusta invertir en su arreglo personal, en su persona (y yo creo que esto es bueno hasta cierto límite) en tostarse bajo los rayos UV, en las cirugías plásticas, hasta -en algunos casos  extremos- llegar a ser una mezcla de ET el extraterrestre, chango macaco y ser humano.    A otros les gusta invertir en drogas y alcohol, algunos hasta el extremo de perder todos sus valores, su salud y su cordura.    Y así la lista es interminable:  trabajo, sexo, libros, arte, hasta llegar a algunas amas de casa coleccionistas de tupperware (mi suegra es una de ellas).

En fin, yo he decidido invertir en dos cosas: buscar a Dios y las relaciones humanas.  (Déjenme decirles que he virado mis inversiones de el trabajo y otras chunches hacia esas dos).     La inversión que he escogido no es fácil, pues buscar a Dios, buscarlo de deveras, requiere esfuerzo, negación y entrega.  También las relaciones humanas requieren de ese tiempo.    Desde nuestra pareja que muchas veces requiere de muchísima atención (depende la personalidad), así como nuestros hijos, nuestros padres, y aún las personas que no son de nuestra familia.    El día de hoy en el asilo donde está mi papa una de las señoronas (y prefiero llamarles así que ancianas, pues son señoronas, más listas y experimentadas que nosotros, pero con un cuerpo desgastado) me pidió que si podía acompañarla a dar una caminata.  Yo tenía otras cosas que hacer, pero decidí invertir un poco de mi tiempo en ella.  Fue una muy buena inversión.    Pero saben, ella también invierte su tiempo en los demás.  Al ser una de las personas más lúcidas en el asilo atiende y ayuda a las personas menos lúcidas y afortunadas que ella.  Ella a sus 77 años, también está invirtiendo en los demás.  Y bueno, además de orar y leer la Biblia esa es la forma práctica en la que Jesús nos instruyó que invirtiérsemos -en nuestro prójimo.   "Amarás a tu prójimo como a ti mismo" dijo El Señor.

Y tú, ¿en qué estás invirtiendo?

Del diccionario:

invertir

  1. Hablando de bienes de capital, emplearlos, gastarlos, o colocarlos en aplicaciones productivas. También intr. y prnl.:
    invertir en bonos del Tesoro.
  2. Ocupar un periodo de tiempo en algo:
    invirtió mucho tiempo en su tesis. También prnl.
    Irreg. Se conj. como sentir. Tiene doble p. p.: uno reg., invertido, y otro irreg., inverso.
 

Viajeros

Dijo una vez un poeta romántico "pudo ser, pudo ser, pero no ha sido".    Creo que eso no sólo se traslada al ámbito romántico, sino a toda nuestra vida.    Esto incluye las veces en que nos lamentamos de algún error garrafal que cambio (negativamente) el curso de nuestra existencia para ensombrecerla y atormentarla día a día.   Yo he cometido varios de esos errores ¡y me han costado!   O al vivir atormentados por alguna enfermedad, fantaseamos sobre nuestra vida antes de esa enfermedad, tratando inútilmente de volver el tiempo atrás.

No me quiero poner demasiado trágica.   Porque en realidad lo que he tenido en mente en estos días fue un episodio que pasó hace muchos años, cuando era adolescente.      Cuando a mi vida llego el amor, también me llegaron mis problemas.   Mis papás no estaban muy de acuerdo con la relación (¡que razón tenías papacito!) y ya que no iba a renunciar al que entonces creía era el amor de mi vida, me fui de la casa.   Como el amor de mi vida estaba muy lejano a desear un compromiso conmigo (yo era una más de sus "novias") terminé buscando asilo en una pensión.  

La primera pensión en la que aterricé era una casa con una habitación grandísima que tenía 5 camas y un baño.   No había divisiones así que todas las muchachas que ahí vivíamos nos mirábamos las caras (y otras cosas más).   No duré más de una semana en ese lugar.  Recuerdo que una noche estando en la cama una de las muchachas que ahí vivía me quiso caer (mexicanismo por me quiso seducir).  Aterrada busqué otro lugar para vivir al mimísimo día siguiente.

La pensión a la que me mudé era un departamento de tres recámaras.    Los que nos rentaban los cuartos vivían en el espacio correspondiente a la sala comedor.    Era una pareja con dos hijospequeños.   Recuerdo que el hombre se llamaba Raul (su esposa le decía Rauli) y que el nombre de la niña era Libra.    La limpieza no era el sello de la casa, pues tanto la cocina como el baño no eran lo que diríamos un dechado de limpieza

 En una de las habitaciones vivía Toña, una mujer joven de provincia que al irse a vivir a la capital había caído en desgracia al tener que trabajar en un bar.   Se estaba convirtiendo en alcoholica pues tenía que fichar con los clientes.  Para colmo de males estaba embarazada.  Nunca supe mucho más de ella porque ella era callada y taciturna.    Toña compartía su cuarto con una adolescente de 16 años.  Su nombre era Bonnie.   No sé que hacía una chica tan joven sola, pero Bonnie me asustaba.    Era de las primeras personas disfuncionales que conocí en mi vida.    Yo tenía 18 años en ese entonces, sin embargo Bonnie parecía mucho más grande que yo.  Estaba involucrada (por lo menos eso decía) con un cantante mediocre que tenía entre 40 y 50 años.   Varias veces le llamó a su esposa para insultarla.  Era increíble que una adolescente, casi una niña anduviera en esos pasos.  Varias veces trató de sonzacarme para ir en la noche a la Zona Rosa (afortunadamente nunca fui).  A mi me daba miedo.  Ella me decía que si cualquiera nos quería hacer algo nos daríamos un beso para pretender que éramos lesbianas.    Nunca fui a la Zona Rosa con ella. 

En mi habitación había una muchacha que era madre soltera.  No me acuerdo de su nombre.  Era muy buena gente aunque muy desordenada.  Tenía un novio al que llamaba Astroboy.  Siempre se jactaba de haber tenido dos o tres relaciones serias y una aventura.   Una vez me contó su santoaventura.  No sé que tanto tenía de realidad y que tanto de fantasía...  creo que tenía mucho de fantasía porque las cosas que me contó parecían sacadas de un cuadro de Dalí.    

En la tercera habitación había una señora de buena clase como de 60 años.   Se mudó ahí porque estaban construyendo su casa.   Era la única que me parecía normal.  Ella (y espero en lo íntimo que yo también) éramos las únicas normales en esa casa.   Ella se dedicaba a traducir libros románticos que según me contaba, pagaban muy bien.   También estaba escribiendo su propia novela romántica.   Supongo que sí estaba muy bien económicamente, pues ella podía rentar una habitación para ella solita, mientras que todas nosotras teníamos que compartir la habitación.    Me acuerdo que su esposo siempre venía a buscarla, como rogándole por su compañía.  Yo no podía entender por qué ella no estaba al lado de su esposo, por qué se la llevaba tan tranquila, por qué no tenía que cuidar a su esposo, por qué su esposo era más bien el que le rogaba a ella (¡tan viejos los dos pensaba!)  Ella me dijo que no lo entendía entonces, pero en su momento lo entendería.   Y tenía razón, ahora lo entiendo.

Después de varios meses, finalmente dejé la casa de pensión.   Mantuve contacto con los dueños por uno o dos años, y luego, como todo en la vida, ese capítulo se cerró para siempre...  La señora madura, Libra, Rauli, Astroboy, Toña, Bonnie quedaron atrás hasta hoy, que todos esos recuerdos regresaron, tal vez inútilmente, o simplemente porque querían regresar.

 

Golosa

Me han dicho que soy golosa.   Y si me gusta comer, comer y comer.  Comer es una experiencia religiosa para mi.   Mi último marido me insistió que me volviera vegetariana.  El tenía la idea que de esa manera nuestra relación mejoraría y que al dejar mi vicio atrás inclusive podríamos tener más sexo juntos.   Y es que el ser golosa me ha costado.   No es gratuito.  Debido a este problema -mi problema- han desfilado 4 maridos por mi vida.    Yo quiero tener más  estabilidad.   Mi actual marido me gusta, pero vislumbro problemas.    Siempre tengo hambre.    Para ver si las cosas mejoran he tratado de comer más vegetales de hoja verde, crudités ya saben.  Son nutritivos y llenan bastante.   Pero a mi me gusta la proteína, la carne a saber.

En fin, veo que se acerca mi marido.  Creo que tiene intenciones amorosas... tengo sentimientos mezclados acerca de esta relación, pues cada que lo veo me da hambre.    Es horrible que se acerque con intenciones amorosas y que a mi, sólo se me antoje comer.

Bueno, en fin, así es la vida, ven cariño, hagamos el amor, pues tengo hambre....

 

Nota:   La mantis religiosa es un animal sumamente voraz.   Además de comer plantas y hojas, se alimenta de otros insectos.   En el momento de la cópula, decapita al macho y se lo come completito.   Verla en acción es un espectáculo espeluznante. 

 

El Orden Divino

Castillos en el  AireLa Biblia nos dice que Dios es un Dios de orden.   Y bueno, para mejor ejemplo tenemos la naturaleza.  Con tanto estudio y documentales que se han hecho de la naturaleza en los últimos años, se puede constatar que el orden divino está presente en todos los aspectos de la vida.   Antes los seres humanos creíamos que un suceso destructivo aislado (digamos una bomba atómica, o el estallar de un volcán o lo que está de moda, los reactores nucleares desintegrándose en el Japón o la selva amazónica en constante destrucción) afectan a todos y cada uno de los seres vivos en este planeta.

Los seres humanos hemos heredado ese deseo de ordenar y organizar.  Y bueno para un botón basta, estamos llenos de organismos, organizaciones, sistemas bancarios, sistemas impositivos calendarios, agendas, planeadores, ficheros, organizadores de eventos, relojes, relojes y más relojes, computadoras (ordenadores en España), etc, etc. 

Y nos encontramos con seres humanos supermetódicos y superordenados, quienes yo pienso han creado todos estos sistemas, y luego, estamos los demás.   Yo he vivido entre varios de los organizados (no, yo no me cuento entre las organizadas -soy de las otras- de las que siempre llegan tarde, de las que no les gusta revisar papeles, por eso amo las computadoras).   Creo que hay más personas organizadas que desorganizadas.  O tal vez sea mitad y mitad.  O tal vez sea al revés.   Mi papá era una de esas personas.  El era extremadamente organizado, ahora ya ha olvidado todo.   El ya es de edad avanzada y vive al día, recordando muy poco del pasado.   Y todos los que viven con él en el asilo -home para que suene menos fuerte- en su mayoría mujeres de edad muy avanzada, también lo han olvidado todo.  Con decirles que una de ellas no se reconoció a si misma cuando vio su foto (después de mirarla detenidamente se acordó que era ella misma).   El tener esas vivencias con gente de tan avanzada edad es un sentimiento agridulce que nos hace cavilar acerca de nuestra propia transitoriedad y fragilidad.

Hace muchos años, mi papá solía grabar cassettes de música clásica.   Grabó muchísimos y cada pieza de música que grababa la anotaba en fichas bibliograficas que luego organizaba en un pequeño fichero de madera.   Pues el otro día encontré ese fichero.   Los cassettes ya no existen, sin embargo el fichero, y algunas otras cosas que él escribió, tal vez tratando -inútilmente- de capturar esos recuerdos y vivencias que se le empezaban a escapar son, cada uno, un recuerdo de mi padre que ahora vive día a día y ya no parece recordar que no quería olvidar. 

 

¿Un Cigarrito?

Estos últimos días no han sido muy buenos.   Será que acabo de cumplir ¡50 años! (no lo puedo creer, a veces me siento de 20, otras de 100); será que en el día de mi cumpleaños y el siguiente -durante dos días seguidos sin interrupción- tuve un dolor de cabeza de agarrapollos (de pronóstico para que me entiendan); será que en estos días he medido mi capacidad pulmonar y no sé si debido a algunas alergias, o debido a que fume como chimenea por 13 años (llegué a fumar 2 paquetes diarios, el cigarro parecía una extensión de mi dedo) es bastante deficiente; será que la regué en el trabajó y acabo de recibir un correo de mi jefe anunciando mi regada (no tiene que regañarme yo solita me castigo lo suficiente; o será que el jueves pasado el conductor frente a mi tuvo un choque bastante fuertecito en el Dios me cuido porque la del choque debí haber sido yo (lo dejé pasar y por eso chocó); será que el fin en vez de descansar estuvimos moviendo cosas y muebles... no sé muchas cosas al mismo tiempo.

En fin, traumas aparte, desenterré por ahí la foto de unos amigos y me acordé de tantas cosas, de cuando éramos adolescentes, de cuando le insistí a mi amiga que me enseñara a fumar.  Ella no quería pero yo quería sentirme grande, adulto (tenía 14 añitos en ese entonces), supongo que en el fondo quería dejar de ser la ñoña, la niña buena.    Y es que hay adolescentes que tienen la madurez necesaria para disfrutar y vivir esa etapa de la vida como son, adolescentes, y otros que queremos madurar a fuerzas, sin saber que de todos modos somos pequeños, unos niñitos.   Yo fui una de esas.  Quería echarme a volar porque no era feliz, y creía que la forma de serlo era echarme a volar.   No lo era.   Sólo me metí en problemas gratis, dañé mi cuerpo, deje de ser niña buena, y no fui ni más adulto, ni más feliz, ni más completa.  

Ahora tengo 50 años.   Ya no soy niña, vivo las consecuencias de ese pensamiento adolescente, hoy fumo porque me gusta, que importa el futuro.  Pero sí hay futuro, ya estoy en él.  Lo vivo pero también vivo parte de mi pasado.... Cómo dije, tal vez sean alergias, pero tal vez sean los miles de cigarrillos que tontamente fumé, succioné. 

En los los años 60, 70 y 80, se fumaba por todos lados.   Afortunadamente ahora se ha demostrado lo nocivo que es para la salud, no sólo el fumar, sino también el aspirar el humo del cigarrillo.   Aunque los adolescentes fuman todavía para sentirse cool, cada vez más el fumar es un signo de inciivilidad (afortunadamente).   Yo dejé de fumar hace muchos años, sin embargo, voy a pagar las consecuencias toda la vida... 

¿Otro cigarrito por favor?

 

Lo que tiene uno en mente

Yo creo que a todos nos pasa que muchos pensamientos pasan por nuestra cabeza durante el día.   Uno de ellos comenzó hace como una semana cuando desenterramos de una caja un cuadro que pintó mi mamá.   Ahorita ella tiene 81 años, pero cuando era joven por un tiempo se dedicó a pintar (y lo hacía bastante bien).  Cuando era chica el personaje del cuadro me espantaba.    Y es que en la actualidad es más común ver cuadros de edificios, paisajes o flores en las paredes.   Este cuadro siempre me pareció lúgubre y desagradable.   Pero oh! sorpresa, lo que mi mamá pintó y copió resulta ser una obra maestra del pintor Van Dyck.  Se los comparto.

 

Preguntas de la Vida

Un predicador dijo en alguna ocasión que no nos gusta morir en bola.  Tampoco nos gusta ver a otros morir en bola.      A pesar de estar tan lejos de Japón y de su tragedia -el terremoto, el tsunami (en buen castellano maremoto o en buen venezolano tiramisú) y la crisis nuclear- muchos de nosotros empatizamos con todos estos sucesos.  Tal vez porque muchos de nosotros vivimos, de lejos o de cerca una tragedia similar en el terremoto de 1985 (México) y fuimos testigos de la desolación, de la pérdida personal o familiar.     Este tipo de tragedias colectivas nos muestran que ni somos tan salsas como creemos con toda nuestra tecnología -autopistas, rascacielos, TVO, 3G, 4G, blue ray y demás chunches modernas- y que el individualismo que es tan caracterísitico de nuestra sociedad actual, productos diseñados para cada cliente en especial, de "ropa a la medida", casas diseñadas al gusto, comida gourmet, "yo soy especial", "yo soy diferente", se pierde en la maraña de una estadísitica, de ser un número más, de ser sólo uno más entre 6 billones, de una tumba colectiva en donde tus huesos "especiales" y "a la medida" se estarán codeando con muchos otros que finalmente no fueron tan diferentes y especiales y que sufrieron la misma triste suerte.

Japan

Así es que nos gusta más cuando alguien muere es mejor una muerte lenta, telenovelesca, tal vez de una enfermedad crónica incurable, cuando tenemos oportunidad de decir adiós, y no cuando nos mueven el piso (literalmente) de repente y sin esperarlo.

Y es que muchos que somos creyentes cristianos sabemos que hay una responsabilidad personal sobre nuestros actos, sobre el bien y el mal que hacemos, sobre la relación que hay entre lo que creemos y hacemos.     Erroneámente se nos recalca que tenemos un Dios personal al que si le oramos tiene la responsabilidad de escucharnos.     La lógica errónea es que si somos responsables y obramos bien entonces Dios tiene a su vez la responsabilidad de obedecernos.    Nada más alejado de la realidad.   Si, tenemos una responsabilidad personal pero con un fin más alto... el de cumplir nuestro deber hacia la conciencia colectiva (en la Biblia se conoce como nuestro prójimo).   Y a pesar de la modernidad, cada acto de nosotros nos afecta como individuos primero, como familia, como clan (nuestro entorno de trabajo, nuestros familiares), como tribu (nuestra comunidad) y como nación.   Es por eso que a pesar de ser individuos (y de nuestros esfuerzos por aislarnos muchas veces), somos parte de una colectividad, y para muestra con un botón basta... ahí está como ejemplo Facebook, cuya meta primaria es la conciencia colectiva.

 

 

A veces

Dijo el poeta "dan ganas de no tener ganas".   Creo que a eso le llaman depresión.   Y si el poeta tiene razón, a veces dan ganas de no tener ganas.   Quién sabe en qué dependerá eso de la depresión, ¿será algo físico?  o ¿mental? o ambos quizá.    No sé pero a veces tengo ganas de no tener ganas.   De llorar y llorar hasta que mis ojos pierdan el color y queden blancos como esas personas que para asustar se ponen lentes de contacto blancos (y quedan como zombies).  Como dice el dicho por ahi... no vemos lo duro sino lo tupido.

Cuando empezó, eso si puedo decirlo, hace muchos muchos años, tal vez diez u once...  lo bueno es no dura todo el tiempo.  Tal vez mañana me lo sacuda de encima, como sacudir una brizna de polvo, y se vaya... o tal vez no se vaya nunca.

Lo que si se ha ido de mi vida (aunque está presente en mi corazón) es muchísima gente con la que he convivido y la que he amado...   mis queridos amigos cristianos, mis amigos de BD, mi amiga Elvira... mis amigas de los lugares en los que he trabajado.

Me veo rodeada de personas muy buenas, a las que no entiendo y que no pueden entenderme bien, por ser extranjera.   Mi línea de pensamiento es la antípoda (ver definición de antípoda abajo)  de la de ellos.   Realmente no la diferencia no sólo radica en las palabras sino en cómo pensamos.   Los humanos tenemos diferentes lenguas que se unen a líneas de pensamiento diferentes, pero también hay el lenguaje hombre, el lenguaje mujer, el lenguaje viejo, el lenguaje niño.   Recuerdo que una vez en un sitio de comida rápida a un niño pequeño cómo de 3 o 4 añitos una chica le empezó a recitar la lista de opciones... el pobre no podía entender (y la pobre no podía darse cuenta que su recitación era vana) hasta que se lo dijeron en palabras simples.  Y esa es otra:  cuando escribimos (como escritores o aficionados), ¿qué tan entendible es nuestra prosa?   ¿Escribimos para que nos lean o nos entiendan o sólo para demostrar que sabemos escribir, haciendo una babel incomprensible de pensamientos y conceptos enmarañados?

Y miren... busqué en google la definición de antípoda y ya dejé de llorar.   Les dije que mi tristeza es pasajera....  es sólo una chispa de dolor en el corazón.

Los amigos, los quiero, los extraño... siempre tendrán, cada uno de ustedes un lugar especial en mi corazón.

antípoda adj./s. amb.

1 Se aplica al lugar de la Tierra que está situado diametralmente opuesto a otro: Nueva Zelanda es el país antípoda de España.
NOTA Como sustantivo suele usarse en plural.
adj./s. com.
2 Se aplica a la persona que habita en un lugar de la superficie de la Tierra diametralmente opuesto a otro: con los antípodas hay siempre una diferencia de doce horas.
s. amb. pl.
3 antípodas Posición totalmente contraria u opuesta: la forma de pensar del líder derechista está en las antípodas de la de su adversario de izquierdas.

 

Extraños Deseos

A mi me pasa como a muchas otras personas, que cuando no puedo dormir, me pongo a divagar en la cama.    En ese tono, muchas veces mi mente vaga de un lado a otro, entre presente y futuro.   El otro día estando en medio de una de esas divagaciones insomnes, me acorde cuando estaba en tercero o cuarto de primaria)  y creo que era tercero o cuarto porque el salón de clases en el que sucedió esto era de los salones de clase de tercero o cuarto de primaria en un colegio que era de niñas exclusivamente.  

Bueno, el chiste que ese día el salón de clases no estaba en su formato acostumbrado (creo que estábamos en un evento o spelling bee tal vez).  Yo tendría unos diez años.     A mi lado estaba una niña flaquita, flaquita, flaquita, de las que en México les llamábamos secas.   Ahora las flacas están de moda, pero en ese entonces, cuando el ser rellenita era lo saludable, los niños flacos eran considerados como anémicos, escuálidos, enfermizos (ahora se sabe que es un razgo genético de lo más saludable). Yo nunca he sido flaca... en ese entonces era más bien rellena, ahora, gorda.  

La mordidaDe repente, comencé a ver el brazo flaquísimo de mi compañera y en un impulso irracional, se me antojó su brazo y le pegué un mordisco.  No me pregunten la razón de ese mordisco porque no la sé.   Aseguro que nunca he mordido a nadie más en mi vida.  Que no soy parte de ningún culto licantrópico o vampiresco.  Obviamente ese mordizco me metió en tremendos problemas con las maestras y dirección de la escuela; después de tantos años se me ha olvidado cómo salí de ellos.

Eso me hizo recordar un día de verano (ese día estaba usando una blusa sin mangas) muchos años después cuando ya trabajaba (esto pasó hace unos diez o quince años, cuando tocar a alguien en el trabajo era un tabú) que estando en la fila de la cafetería que un compañero tuvo un impulso similar.   Entre él y yo siempre hubo muchísimo respeto y creo que ni siquiera nos saludábamos de mano.    Estando yo con los rellenos brazos de fuera, el me dió un pellizquito en la carne.    Eso fue todo, nunca llegó a más.   Se puso colorado y se disculpó, creo que no supo de donde salió  ese impulso.

Lo chistoso que estos impulsos no tienen nada que ver con sexo, simplemente parecen ser parte de nuestra naturaleza primitiva.

¿De dónde salen esos impulsos extraños? Quién sabe.    ¿Te ha pasado algo similar en algún momento de tu existencia?

 

En el tiempo de necesidad

Hay un dicho famoso que dice que conocemos a nuestros amigos en la cárcel y en el hospital.   Y eso es bien cierto.   Hay todo tipo de amigos.   Amigos de la infancia, amigos duraderos, amigos en el trabajo, amigos que pueden ser tambien nuestros hermanos.    Pero los amigos mas preciados son los que son probados en el tiempo de necesidad.

Amigos por SiempreHace mucho tiempo tuve una buena amiga.    En el momento fue una de las relaciones mas importantes de mi vida.   Y lo fue porque su amistad florecio y coincidio con una época muy difícil de mi vida.     La conoci en cuando mi matrimonio se estaba desmoronando.    Ella fue una buena compañía, y disfrutábamos de muchas cosas en común, entre ellas la fe.    Cuando mi matrimonio finalmente acabo en una forma repentina, difícil y hasta peligrosa en cierto grado, mi amiga no supo ser coherente con la amistad y cariño que a los cuatro vientos decia tener hacia mi.   Sin embargo, y debido a que la amistad viene de Dios, otra personita mucho mas consistente y sólida como amiga salió al paso y supo darme una ayuda que en el momento fue importantísima.   Los detalles precisos no vienen al caso, pero el agradecimiento que tengo hacia esta persona y su octogenaria mami, perdurara a través del tiempo y la distancia.

Y como siempre en nuestra vida cambiante, otra vez mi vida se encuentra en crisis.  Mi mamá se cayó y tiene problemas de mobilidad.   Todo eso coincidió con un viaje de trabajo que he tenido que hacer, y muchas otras cosas pequeñas que han agregado un gran estrés a mi vida.   Lejos de esa entrañable amiga, de mi mejor amiga -mi hija- hubiese caido en la mayor desesperación si Dios no me hubiese regalado -lejos como estoy de mi pais y de la gente que mas amo- con la amistad de una gran amiga, Elvira.

Su amistad ha sido un regalo de Dios para mi madre y para mi.  Ella ha sido como un oasis en el desierto en estos momentos tan difíciles.

Gracias, Gracias, amiga.  No tengo palabras con que agradecerte lo que has hecho por nosotras.

 

El teléfono de Dios o el colmo de la tecnología

 Mi hija y yo asistíamos a una iglesia cristiana.   Ella tenía como 10 años y en ese entonces le enseñaron que la oración es el teléfono de Dios.    Y ciertamente lo es.  Es una de las formas en que nosotros los seres humanos, con tantas preocupaciones, enfermedades, luchas, nos comunicamos con nuestro siempre presente y constante Creador.   Todo en nuestras vidas cambia, pero el amor de Dios está siempre presente, dándonos fuerzas cuando desmayamos, y alentándonos cuando sentimos que no podemos seguir adelante.

El otro día recibí un correo con la foto que aparece aquí.  Es una fotografía del muro de los lamentos y un hombre que por el gorro, parece ser judío.     Parece que estaba orando, y tal vez a él también le enseñaron que la oración es el teléfono de Dios...   Tal vez el encontró una tarjeta con la línea directa.

 

Todo tiene su tiempo

TiempoEn Eclesiastés 3 el Salmista nos dice: "Todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.  Tiempo de nacer y tiempo de morir, tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado".

En el pasado y hasta mediados del siglo XX (aún con las grandes inmigraciones del siglo XIX -por las hambrunas en Europa), el moverse de la vida era mucho más lento.   La inmigración era un acto aislado, la mezcla de las culturas era casi nula y la gran mayoria de los seres humanos vivian y morían en el lugar donde habían nacido.    El promedio de personas que un ser humano conocía era muchísimo menor y la globalización era inexistente.   La gente era siempre la misma, los mismos vecinos, los mismos amigos, los mismos parientes, y eso daba una sensación de continuidad.     La gente nacía y moría y durante el transcurso de su vida su presencia era una constante en la vida de los que lo rodeaban.    La gente se conocía de toda la vida y sabían bien en quién confiar y a quién no.

El tráfico de enfermedades exóticas era inexistente.   Eso no quería decir que no existían enfermedades.  La falta de higiene, hacinamiento y convivencia con animales de granja, ratas y otras alimañas crearon pandemias del estilo de la tan temida peste bubónica (transmitida por las ratas)

Todo cambio desde principios del siglo XX agravándose a fines del XXI con la aviación comercial y el Internet, la gente en nuestro entorno cambia constantemente, y podemos ver, a lo largo de nuestra vida, la gente que vivió muy cerca de nostros cuando éramos pequeños, como mi queridísima Jose mi nana, que falleció el año pasado a quien vi por última vez hace casi 30 años o mis compañeros de primaria de quienes todavía recuerdo algunos nombres.     La amistad de dos de ellas, Alfia y Felicidad, sobrevivió unos cuántos años después de nuestra diáspora de la escuela elemental. Y mis queridos amigos de la familia Cross con quienes compartí mi niñez y adolescencia. 

Posteriormente, en Argentina, mi amiga Ana Lía, compañera de mi juventud y de quien sólo sé ha sufrido la gravedad de la diabetes juvenil.

Después de regreso en México mis queridos compañero(a)s y amigo(a)s del trabajo (muchos de los cuales, gracias a Facebook, he podido recuperar).    Mis hermanos y hermanas de la iglesia, Sarita, Raquelín, Ceci, Joel, las gemelas, Gera, Yavné, Ari, Jorge, Chepis y Lety. Mi suegra, mi cuñada.  Mi salud.

Ahora mi presente es diferente, mi Joe, mis padres, mi hija (aunque lejos siempre presente) y mis nuevos compañeros de trabajo, amigos y hermanos cristianos (en inglés), mi amiga Elvira (en español), mi falta de salud.

Ahora todo parece parte del pasado.   Era mi presente... Y creo que como a todos nos pasa, nunca voy a saber cómo se me fue mi vida de las manos, la que disfrutaba, la que amaba, y como muchos otros en este mundo, no sé si podré recuperarla.

La única constante que ha valido la pena en este camino y que me queda es la presencia de Dios en mi vida.

 

Pininos de una novel Webmaster

Enredada en la WebBueno, en estos últimos dos años he estado ensayando el arte de la alta tecnología de la Web.     Es increíble cómo hemos avanzado en tan poco.   Estadísticamente, se dice que la humanidad nunca había experimentado los cambios en forma tan rápida como nosotros lo hemos hecho en los últimos 30 años!

Todo esto de la tecnología me apasiona, sin embargo creo que nací 30 años tarde.   Ya ni llorar es bueno.     Si hubiera nacido 30 años después mi hija no sería mi hija, sería tal vez mi hermana mayor...  Como es hija única nunca la he visto en el rol de hermana, y francamente (si eso se pudiera) no me gustaría experimentar.    Una de las ventajas de ser 30 años menor sería que hoy por hoy tendría 20 años (eso sería bueno) y que estaría libre por un buen tiempo de los achaques de la menopausia.   Pero me pregunto, ¿me acordaría de los años que viví y de los errores que cometí? o, ¿estaría el cassette (DVD para las nuevas generaciones) completamente en blanco y tendría que comenter exactamente los mismos errores que la primera vez (con otras personas obviamente, porque las originales ahora serían demasiado viejitas para mi)?     ¿Considerando la exclusiva mezcla genética en una persona, mi hija habría nacido? o ¿sería otra persona con la misma mente pero con otro físico?  Si me acordara de mi existencia anterior ¿extrañaría a mi hija y a mis amigos y a mi familia anterior?

Bueno, dejémonos de preguntas existencialistas que al final resultan infructuosas (definitivamente, como cristiana yo no creo en la reenarnación) y regresemos al punto.

Pues ensayando con la tecnología Web he querido incorporar a mis websites características de los websites buenos.   Y cada vez que lo logro es como un éxito personal, como un motivo de una pequeñísima fiesta en mi vida.    Esto me llevó a experimentar con el website que ustedes ven, que no es otra cosa que una base de datos sencillísima.

El otro día, entre experimento y experimento no sé que apreté, no sé que archivo no debí haber creado (bueno ahora ya sé cuál fue) y todos los websites que he creado en la web desaparecieron.     Tras una hora de una infructuosa batalla contra la tecnología, me dí por vencida y llame a los expertos (en la compañía de hosting), quienes en 5, qué digo en 5, en 2 minutos resolvió el problema.  No hay duda que el que sabe, sabe, en ese momento me sentí como zonza.

Sin embargo, aunque no haya nacido 30 años antes y no sea la mejor haciendo websites o sabiendo la tecnología web una cosa si me queda claro, estoy muy contenta y doy gracias a Dios de tener la hija, la pareja, los padres la suegra, cuñada y los amigos que tengo y he tenido.

 

Todo lo que querías saber sobre el glúten y no te atrevías a preguntar

Recuerdo que hace muchísimos años (en los albores de la revolución sexual) Woody Allen salió con este titulito.   Era una comedia bastante perversa y que aún en la actualidad toca algunos temas muy pasados de tueste.

Pero enfin... aprovecho este título para comentarles que tengo intolerancia al glúten y digo intolerancia porque no llega a alergia.    (Alergia tengo a los productos lácteos, al plátano, a la espinaca, a los frijoles, a las lentejas, al aceite de girasol, al romero -y sospecho que a mayoría de las legumbres).   Pero enfin... no quiero abrumarlos con todas mis cuitas y males.  Lo bueno es que te acostumbras.   Como decía el tío Lalo: "A lo malo te acostumbras, a lo bueno te resignas".

Gluten

Un problema reciente con el glúten es que últimamente ha sido manipulado genéticamente para hacerlo más pegajoso y que de este modo el pan comercial tenga mejor consistencia.  En fin todo para favorecer a las grandes empresas que hacen pan.    Pero así como la harina ahora es más pegajosa al manufacturar pan (y digo manufacturar porque en muchos casos es otra línea de producción) también se pega más a nuestros intestinos y causa problemas alérgicos y hasta auto-inmunes.

En mi caso es sólo intolerancia y sinusitis.  Viviendo por estos lares tan fríos, la sinusitis está a la orden del día.  Para no sufrir de este mal, he tenido que restringirme del gluten.  Así pues el comer pan o pastelitos se ha vuelto un lujo para mi.   Como dicen los franceses "c'est la vie".     O como decía el tío Lalo: "Resígnate".

 

Momentos Dimensión Desconocida

En mi vida ha habido varios momentos a los que he bautizado "Dimensión Desconocida".   Yo soy bastante distraída.    Con los años me he autodiagnosticado como una leve ADD sin problemas de aprendizaje (ojo! tuve un jefe que tenía un ADD pronunciado con problemas de aprendizaje era el ser más inútilmente creativo -en 8 años no pudo aprender a mover el cursor en los emails (y supongo que después de otros 8 más todavía no puede) pero podía tener los alcances más creativos a problemas laborales.    He mejorado mucho esa condición restringiendo mi dieta de gluten.

Bueno, pero ese no es el punto.   Una vez viajamos a Disney World.  El barrio de Kissimmee Florida que es precisamente el barrio que rodea Disney World tiene una calle larguísima y planísima con edificios en ambos lados.    Varios días antes mi familia y yo visitamos una iglesia bautista.    Ese día yo estaba echándome una siestecita en la parte de atrás del carro (mi hija (de entonces 11 años) se había apoderado del asiento del frente, por eso aproveché lo de la siestecita).  En un momento semidormida levanté la cabeza y dije: "Miren hay una iglesia igual, pero al revés".   Era la misma iglesia, estábamos viajando en dirección contraria.   Mi familia me recordó ese incidente por alrededor de 10 años.

El segundo momento "Dimensión Desconocida" fue cuando teníamos como unos 6 meses (tal vez más) viviendo en una casa en Cuautitlán Izcalli (con mi hija) en uno de esos fraccionamientos con calles paralelas igualitas.     En la calle anterior (de diferente nombre, pero igual configuración) vivía un compañero de trabajo.   Irónicamente los dos vivíamos en el número 46B.   En la entrada de las dos calles habían puesto una puerta automática igualita.

Abducción Extraterrestre

Pues resulta que ese día, al regresar del trabajo, toqué en el interfón de la puerta principal, me abrieron, entré... empecé a estar azorada pues la calle había cambiado muchísimo de un día para otro... había nuevas fachadas.  A media cuadra mi cerebro se reconectó y me di cuenta que estaba en la calle equivocada.   Contrariada corrí y corrí hacia la salida... y a la siguiente calle que era la correcta.   Mis amigos se quedaron sentados esperándome, nunca se me ocurrió primero ir a su casa para disculparme (me disculpé después).

Mi tercer y último momento "Dimensión Desconocida" fue por acá en Canadá.    Una oscura mañana de invierno mi marido me dejó en la estación de autobuses  que normalmente está repleta de gente y se encontraba vacía... la oscuridad y la desolación me hizo pensar que se trataba de una escena apocalíptica.   ¿Qué iba a hacer yo sola, en el medio de la nada, sin coche, si todos los seres humanos del planeta se habían ido?  De repente una persona llegó (¡qué alivio!) y me dijo que había una huelga de transporte.   Por suerte llegaron otras cuantas personas más y una buena samaritana nos dió ride -sin conocernos- a nuestros trabajos (son lindas las personas de Victoria).

Por suerte esos momentos "Dimensión Desconocida" han durado solamente unos cuantos segundos... me pregunto cuando será el próximo.

 

Mientras Dormía

Hace muchos años vi una película cuyo título tradujeron "Mientras Dormías".  Trata de un hombre que tiene un accidente que lo hace caer en coma y luego despierta para enterarse que en el interín sucedieron muchísimas cosas alrededor de su cama...

Hay ocasiones en que nos sucede igual.   Nos enconchamos en una rutina,  en una actitud, en un estilo de vida que nos protege de lo que nos rodea.  Normalmente quisiéramos quedarnos en ciertas situaciones toda la vida, especialmente si son buenas.  Muchas veces  no nos movemos de situaciones en cierto modo adversas o incómodas (o de trabajos que aborrecemos)  por temor al cambio.  Sin embargo, muchísimas veces existen sucesos inusitados que nos mueven al cambio.

Son esos sucesos insitados, algunas veces felices, otras veces amargos, los que nos incitan a movernos.   Y es difícil.     A medida que crecemos en edad el cambio se vuelve cada vez más difícil.   Quisiéramos que ese producto que nos gusta, esa persona que amamos, esos amigos entrañables estuviesen cerca de nosotros para siempre.    Sin embargo nuestras vidas van cambiando.   Como dijo Einstein, nuestras vidas no se destruyen, se transforman.    Y en esta aldea global, este mundo cibernético, dichos cambios están sucediendo uno tras otro a una velocidad que nunca antes imaginamos.

Los pueblos nos estamos acercando, los cambios de país son cada día más comunes, la aculturación es una realidad en todos los puntos del planeta.   La pregunta es : ¿Estamos diseñados para adaptarnos a cambios tan repentinos?   Como dice la canción que Mercedes Sosa cantaba "Todo Cambia" (Para escucharla en You Tube presiona en el link :

http://www.youtube.com/watch?v=c_xNh1sRep0&feature=related

¡Adaptémonos al cambio lo mejor posible! 

 

El mito de Bambi y otros más

VenadoEl otro día leí la noticia (en el periódico de Victoria) acerca de una venada que atacó a una paseante.  La mujer iba paseando tranquilamente con su perro, cuando se topó con una venada (estos son sucesos que no se ven frecuentemente en la ciudad de México ya que hemos acabado con la fauna local, quedan acaso uno que otro pajarillo, muchos gatos y perros, algunas largartijas y una pléyade de conejos -de los que te asaltan cuando vas de paseo).  Por acá no hay conejos sinvergüenzas, pero sí hay venados coléricos.

Pues resulta que esa venada colérica era venada, y cómo sé eso, pues simplemente porque se mencionó en la nota del periódico que : 1. no era cornuda (no que le pusieran los cuernos o algo así), no tenía cuernos, sólo los machos tienen cuernos y 2. los venados generalmente se ponen así cuando están protegiendo a sus crías (igual que las madres de cualquier especie).     Por cierto la venada atacó a la paseante levantando sus patas delanteras y tratando de dar de coces -la paseante se salvó por un pelito pues alcanzó a subirse a la suburban de una vecina, no así el perro, que sufrió una tremenda zacudida.

Seguramente esa venada es la orgullosa mami de un pequeño cervatillo (un lindo y tierno Bambi) quien posiblemente es amiguito de Tambor (y el círculo se cierra pues Tambor es un conejo, aparentemente no como los Tambores mexicanos, dedicados al crimen y al asalto).    Sin embargo a diferencia de la tierna mamá de Bambi, cruelmente muerta por un cazador en medio de un incendio (ni una telenovela Mexicana tiene tanto drama, apoco un cazador iba a estar cazando en un incendio, claro que no! en un incendio lo único que te preocupa es no chamuscarte!).

Y esto me hace reflexionar, que la ternura de los cervatillos, como la pinta Disney o la mercadotecnia es relativa, así como la amigabilidad del osito Yogui (uno de los animales más temidos y que no quieres tener cerca es un oso, te puede destrozar -aparte que dicen- afortunadamente no me he topado con uno que huelen horrible, o la ternura de un osito panda -son tan osos como los grizzlie, tienen garras enormes, y a mi me tocó presenciar, cuando vivía en México, a un oso rugiendo furibundo por no sé qué problema o trauma en nuestro querido Zoológico de Chapultepec.

Definitivamente el venado no es como lo pintan.

 



Imágenes

VIC-48_147_110_80.jpg

Contáctanos

Por favor contáctanos en la siguiente dirección de email :

clau@detodounpoco.ca

Gracias

Quién está conectado

Tenemos 51 invitados conectado

Información del perfil

Application afterLoad: 0.000 seconds, 0.22 MB
Application afterInitialise: 0.057 seconds, 2.15 MB
Application afterRoute: 0.067 seconds, 2.64 MB
Application afterDispatch: 0.116 seconds, 3.79 MB
Application afterRender: 0.235 seconds, 4.69 MB

Uso de la memoria

5007908

12 consultas en la lista.

  1. SELECT *
      FROM jos_session
      WHERE session_id = 'p9nf1vivu36h7qssqqiojcg546'
  2. DELETE
      FROM jos_session
      WHERE ( TIME < '1417232916' )
  3. SELECT *
      FROM jos_session
      WHERE session_id = 'p9nf1vivu36h7qssqqiojcg546'
  4. INSERT INTO `jos_session` ( `session_id`,`time`,`username`,`gid`,`guest`,`client_id` )
      VALUES ( 'p9nf1vivu36h7qssqqiojcg546','1417236516','','0','1','0' )
  5. SELECT *
      FROM jos_components
      WHERE parent = 0
  6. SELECT folder AS TYPE, element AS name, params
      FROM jos_plugins
      WHERE published >= 1
      AND access <= 0
      ORDER BY ordering
  7. SELECT template
      FROM jos_templates_menu
      WHERE client_id = 0
      AND (menuid = 0 OR menuid = 1)
      ORDER BY menuid DESC
      LIMIT 0, 1
  8. SELECT id, title, module, POSITION, content, showtitle, control, params
      FROM jos_modules AS m
      LEFT JOIN jos_modules_menu AS mm
      ON mm.moduleid = m.id
      WHERE m.published = 1
      AND m.access <= 0
      AND m.client_id = 0
      AND ( mm.menuid = 1 OR mm.menuid = 0 )
      ORDER BY POSITION, ordering
  9. SELECT parent, menutype, ordering
      FROM jos_menu
      WHERE id = 1
      LIMIT 1
  10. SELECT COUNT(*)
      FROM jos_menu AS m
      WHERE menutype='mainmenu'
      AND published=1
      AND parent=0
      AND ordering < 3
      AND access <= '0'
  11. SELECT a.*, CASE WHEN CHAR_LENGTH(a.alias) THEN CONCAT_WS(":", a.id, a.alias) ELSE a.id END AS slug, CASE WHEN CHAR_LENGTH(cc.alias) THEN CONCAT_WS(":", cc.id, cc.alias) ELSE cc.id END AS catslug
      FROM jos_content AS a
      INNER JOIN jos_categories AS cc
      ON cc.id = a.catid
      INNER JOIN jos_sections AS s
      ON s.id = a.sectionid
      WHERE a.state = 1  
      AND a.access <= 0
      AND cc.access <= 0
      AND s.access <= 0
      AND (a.publish_up = '0000-00-00 00:00:00' OR a.publish_up <= '2014-11-29 04:48:36' )  
      AND (a.publish_down = '0000-00-00 00:00:00' OR a.publish_down >= '2014-11-29 04:48:36' )
      AND cc.id = 57
      AND cc.SECTION = s.id
      AND cc.published = 1
      AND s.published = 1
      ORDER BY a.ordering
  12. SELECT guest, usertype, client_id
      FROM jos_session
      WHERE client_id = 0

Archivos de idioma cargados

Diagnóstico de frases no traducidas

Ninguno

DiseFrases no traducidas de diseñador

Ninguno